El gobierno pide al comercio que baje el precio de la carne

El ministro Buryaile dijo que ya hubo un descenso en el precio de la carne, pero espera que haya una caída de otro 20%. El ministro puso el ejemplo de un corte popular, como el asado, y calculó que tendría que ofrecerse en las carnicerías a 90 pesos el kilo.

Ricardo Buryaile apuntó que el asado «llegó a estar a 140, 150 y 160 pesos» en algunos comercios, aunque indicó que «hoy uno ve y constata que el precio ha bajado respecto a eso en alrededor de 20%» y se vende a «110, 105 pesos», esto es, con un sobreprecio de más de 20 por ciento.

No obstante, el ministro señaló por radio La Red que «a nuestro entender todavía sigue siendo alto porque el precio de salida de industria de la costilla es de 65 pesos».

Buryaile atribuyó el actual descenso del precio a que «no se consume costilla y entonces (los comerciantes) van a tener que empezar a congelar la costilla» porque sostuvo que «la lógica es que si la gente se comporta, analiza los precios» y va a dejar de consumir si está cara.

El ministro calculó que el kilo de asado tendría que costar «90 pesos», precio que dijo que da «un margen lógico sobre los $65 que tiene la salida de fábrica».

Para controlar la especulación, Buryaile estimó que va a ser eficaz la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que el presidente Mauricio Macri anunció que va a volver a funcionar «para tomar medidas».

«Yo creo que lo que hay que hacer es transparentar la comercialización, transparentar los precios, pero no a lo patotero», porque «cuando una sociedad está informada es una sociedad que puede tomar decisiones», destacó para diferenciarse de la anterior gestión en el área del kirchnerismo.

Por su parte el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, criticó al ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, al considerar que su razonamiento sobre los valores cárnicos «están muy lejos de la realidad» en relación a los precios que ofrecen los frigoríficos y el comercio minorista.

«Me llama la atención que un secretario de agricultura y ganadería no esté informado de lo que es una media res, trabajada en una carnicería», expresó Williams.

Fue así como reaccionó ante los comentarios de Buryaile sobre los márgenes de rentabilidad que obtienen las carnicerías, que -según el funcionario- contarían un valor promedio de $ 65 en «la salida de fábrica».

Según Williams, «una persona que dice eso está muy lejos de la realidad» y señaló que la movilidad que ofrecen los precios cárnicos «no se arregla de manera individual: hay varios operadores en la carne. «Los carniceros pedimos una mesa de discusión de precios y costos», sostuvo, para rechazar toda acusación en contra de su sector por supuestas alzas de precios.

 

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *