Aumentos de la carne y la harina son dispares, pero ya se sienten en el bolsillo

Los cortes de carne de ternera subieron alrededor de un 5%. En tanto, el insumo básico de los panificados trepó un 10% en promedio.

La carne y las pastas son alimentos con un consumo arraigado en la mesa de los argentinos, sobre todo cuando se puede compartir en familia. Y si bien fue dispar la suba de precios de estos productos en los últimos días, afecta indefectiblemente el bolsillo de la gente, en un contexto en que la inflación de junio su ubicó en el 2,2%, el porcentaje más alto desde el inicio de la pandemia.

La carne y las pastas son alimentos con un consumo arraigado en la mesa de los argentinos, sobre todo cuando se puede compartir en familia.

¿Suben los panificados?

Insostenible. Al aumento de la harina se suman los de las tarifas de luz, de gas y de otros insumos de panaderías y hasta los alquileres.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *