Bordet: “Encontré una provincia fundida y hoy la juegan de héroes tratándome de macrista”

El gobernador Gustavo Bordet puso límites a los sectores internos allegados a Sergio Urribarri que de manera constante lo atacan con campañas de desprestigio. “Yo me hice cargo de todo sin echar la culpa a nadie. Que ellos se hagan cargo de lo que hicieron y se presenten a elecciones. Pero no irán con nosotros”.

El gobernador Gustavo Bordet cuestionó duramente a quienes desde el propio peronismo entrerriano lo vienen acusando de macrista y le puso los puntos. Adelantó que no confluirá con esos sectores en las próximas elecciones: 

* “aquellos que la fundieron no se hacen cargo siquiera del horror político de cómo nos llevaron a la derrota nacional y a la derrota en las mayorías de las intendencias provinciales”.

* “se impidió la participación, se puso candidatos a dedo por puro antojo, se impidió hasta el pegado de boletas que la ley autorizaba y se neutralizó todo el esfuerzo militante”.

* “es hora entonces que los responsables de la derrota nacional y las provinciales también den la cara. No queremos la unidad con ellos y no la haremos. Renovaremos el peronismo con gente nueva, honesta, trabajadora y qué tenga el valor de presentarse en boletas únicas y separadas y que no tenga miedo de exponerse a la consideración de la gente”.

* “Yo me hice cargo de todo sin echar la culpa a nadie. Que ellos se hagan cargo de lo que hicieron y se presenten a elecciones si así lo desean. Pero no irán con nosotros”

Lo hizo en la reunión de gabinete ampliado de la semana pasada de la que participaron unos 40 colaboradores, entre ministros, funcionarios y legisladores, donde trazó una cruda realidad del Estado provincial, y que no tuvo ninguna difusión en los medios.

“Encontré una provincia fundida y no me quejé ni lloré; me puse a trabajar”, dijo, a la vez que confesó su “bronca por aquellos que nos llevaron a esta situación y hoy la juegan de héroes, tratándome como representante de (Mauricio) Macri en la provincia”, en clara alusión al sector urribarrista.

Es que al exgobernador Sergio Urribarri le molesta que Bordet no interceda en la Justicia para frenar las causas de corrupción que lo involucran a él, a su familia y a los exfuncionarios más cercanos. Esto ha devenido en una campaña de desgaste contra el actual gobernador que ha decido poner punto final a la estrategia política y blanquear la situación.

Según publica el sitio Análisisdigital, el crudo discurso del gobernador Gustavo Bordet duró más de media hora, la semana pasada, en la reunión ampliada de gabinete y de la que también participaron legisladores como Sigrid Kunath, Juan Carlos Navarro (Fpv-Tala) y Angel Giano (FpV-Concordia), entre otros. Nunca se había escuchado a este gobernador tan molesto por las críticas y operaciones políticas en su contra, generadas en el propio peronismo, que él tiene la responsabilidad de conducir.

En las últimas semanas, esa situación, de forma anónima, recrudeció en redes sociales y se viene haciendo a través de mensajes privados por whatsapp, enviados a miles de ciudadanos, lo que se entendió como una artera operación de sectores urribarristas, molestos con el actual mandatario y por algunas definiciones judiciales que se registraron, donde se lograron avances importantes en diversas causas que afectan, en especial a Sergio Urribarri, Pedro Báez y el cuñado del ex gobernador, Juan Pablo Aguilera, entre otros.

Bordet arrancó recordando que “siempre fui peronista y  nunca he claudicado” en sus ideales. Dijo que desde el primer día en que asumió se hizo siempre cargo de todo lo que recibió como herencia en la provincia, con un alto nivel de deuda. “De todo”, enfatizó. “Encontré una provincia fundida y no me quejé ni lloré; me puse a trabajar y comenzamos a recomponer las finanzas públicas, porque no tenía como pagar los sueldos de diciembre ni el medio aguinaldo”, indicó, sin nombrar a nadie de la gestión anterior, aunque a todos los presentes les quedó claro a quién o quiénes se refería. “Por eso –acotó- me da bronca que aquellos que nos llevaron a esa situación hoy la jueguen de héroes y me traten de representante de (Mauricio) Macri en la Provincia”.

Sin que hubiera comentario alguno, en el amplio Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno, Bordet remarcó que se hizo “cargo de todo lo que encontré incluso de funcionarios que no puse pero los respeté igual”.

Dijo por primera vez que se hizo cargo “de una provincia fundida” y que ya “lo estamos revirtiendo a pesar de aquellos que la fundieron no se hacen cargo siquiera del horror político de cómo nos llevaron a la derrota nacional y a la derrota en las mayorías de las intendencias provinciales”.

En clara referencia a Sergio Urribarri –que ese día se encontraba en su despacho de la Cámara de Diputados, pero envió al encuentro a su lugarteniente Navarro, presidente del bloque oficialista- dijo que “se impidió la participación, se puso candidatos a dedo por puro antojo, se impidió hasta el pegado de boletas que la ley autorizaba y se neutralizó todo el esfuerzo militante”.

Reiteró varias veces que se hizo “cargo de todo” y consideró que “es hora entonces que los responsables de la derrota nacional y las provinciales también den la cara. No queremos la unidad con ellos y no la haremos. Renovaremos el peronismo con gente nueva, honesta, trabajadora y qué tenga el valor de presentarse en boletas únicas y separadas y que no tenga miedo de exponerse a la consideración de la gente”, en obvia referencia a quienes están denunciados por diversos hechos de corrupción.

Fue en ese marco que ratificó plenamente que se apostará a concretar “la reforma política y nos expondremos a nuestros ciudadanos, para que sean ellos los que juzguen”. Y reiteró: “Yo me hice cargo de todo sin echar la culpa a nadie. Que ellos se hagan cargo de lo que hicieron y se presenten a elecciones si así lo desean. Pero no irán con nosotros”.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *