Comenzaron las excavaciones en Estancia La Candelaria

Los lugares a cavar los marcó un hombre que trabajó como peón en la finca y que por miedo guardó silencio. Pero tras de la muerte en un accidente de tránsito en la ruta 32 de Goette, habló.
En Crucesitas Séptima, donde está ubicado el campo, hoy no será un día más. Las miradas de toda la provincia de Entre Ríos apuntarán hacia ese lugar porque en caso de hallar los restos de la familia comenzará otra historia.

Al respecto, el Dr. Maximiliano Navarro, abogado de Delia Gallegos, (madre de Margarita) mantuvo dialogo con La Voz y manifestó sentirse muy expectante por los operativos iniciados en el día de hoy.

“Ojalá esto pueda echar luz sobre un caso que nos mantiene en vilo desde hace 16 años, en el caso de que se encuentren restos oseos en las excavaciones, los resultados de ADN de los mismo demorarían unos dos meses” señaló el abogado, aunque mostró prudencia y se comprometió a dar información a medida que avancen los trabajos. 

La última vez que se supo algo de los Gill fue el 13 de enero de 2002, cuando los vieron en el velorio de un conocido en Viale. Rubén José “Mencho” Gill, de 55 años, su esposa, Margarita Norma Gallegos, de 26, y sus chicos María Ofelia de 12, Osvaldo José de 9, Sofía Margarita de 6 y Carlos Daniel de 2. Nunca se halló ningún rastro. Los años pasaron y siempre quedó la sensación de que los funcionarios que tuvieron la causa no estaban interesados en aclararla.

Siempre existió la sospecha de que el patrón de Mencho tuvo algo que ver. Hubo indicios que generaron dudas, sobre todo a familiares de los desaparecidos, pero nunca una prueba al respecto.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *