Confirman que los restos óseos pertenecen a Ramón Grandoli

Los exámenes de ADN practicado a los restos, determinaron que eran de Ramón Grandoli, que habría sido asesinado en la zona rural de Hernandarias.

El homicidio de Ramón Grandoli, conmocionó a Hernandarias

Este mediodía los familiares de Ramón Grandoli, el niño de 13 años que fue -aparentemente- asesinado en Hernandarias, recibieron la noticia, que los restos óseos encontrados y analizados en los laboratorios genéticos de la Justicia entrerriana, confirmaron oficialmente que pertenecen al menor.

Ramón Grandoli fue encontrado sin vida, luego de una búsqueda de varios días en Hernandarias.

La causa en sí, por demás compleja, tiene numerosos obstáculos. Primero, era establecer si los huesos hallados en el campo de Hernandarias, pertenecían al menor que estuvo un tiempo desaparecido. Luego verificar cómo se produjo la muerte, aunque hay muchos indicios que fue asesinado, y luego establecer la responsabilidad de los acusados. Si todo eso se da, luego se deberá establecer si los sospechosos pueden o no ser imputados, habida cuenta de la posibilidad que sean declarados inimputables.

Hernandarias: No saben si los restos son de Ramón y cómo murió.

Tras varios días de búsqueda, la policía encontró una cabeza y otros elementos óseos en la zona de montes, aledaña al cementerio de Hernandarias. El operativo finalmente cerró el círculo de los rastrillajes, el viernes 13 de marzo, en horas de la tarde.

Por el hecho, quedaron en la mira de la investigación los primos de Ramoncito, Hugo y Luis Roldán. También fue puesto a disposición de la Justicia, otro pariente, a Walter Roldán.

Confirmación

Este lunes, los familiares de Ramoncito, fueron convocados por los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo, le informaron que los exámenes -que se tardaron más de la cuenta- determinaron que los restos, sí pertenecían al niño de 13 años.

Hernandarias: familiar de Ramón Grandoli confirma lo peor

De ahora en adelante, habrá que esperar otras pericias de los médicos forenses que lleguen a establecer fehacientemente cómo se produjo el deceso, si fue por una muerte violenta, accidental o natural.

La causa por demás intrincada, tendrá otros pasos posteriores, que superados estos escollos, podrán recién ahí apuntar a los sospechosos, quienes algunos tienen indicios de contar con problemas mentales.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *