Detectaron droga en un automóvil de Don Cristóbal Segunda

El procedimiento policial sucedió en la madrugada del domingo. Según se informó, efectivos policiales de Toxicología desplegaron un operativo en la Ruta Nacional N° 12, a la altura del acceso a Sauce Pinto, en el Departamento Paraná.

Cuando estaba por pasar el auto Fiat Duna, le hicieron señas para que detuviera la marcha y así poder controlarlo. El conductor, en vez de acatar la orden, aceleró y evadió a los uniformados. Comenzó así una persecución a lo largo de 400 metros, hasta que pudieron interceptarlo. En el trayecto de la fuga, habían arrojado por la ventanilla varios celulares y otros elementos comprometedores.

En el auto iba el joven colombiano, ya conocido por los policías de Toxicología, junto a una mujer de 27 años oriunda de Crespo; y un hombre de 29, domiciliado en Don Cristóbal Segundo, Departamento Nogoyá, quien sería el dueño del automotor, informó el diario Uno de Paraná.

Al inspeccionar el rodado se hallaron más de 80 envoltorios de cocaína, de diferentes cantidades cada uno. La Fiscalía actuante ordenó la incautación del estupefaciente en el marco de la Ley de Narcomenudeo. Asimismo, se dispuso el secuestro del vehículo, aparatos de telefonía, y la detención de las personas involucradas.

Acerca del ciudadano extranjero, no se descarta que tuviera conexiones con ciudadanos de su país.

El anterior procedimiento donde detuvieron a este colombiano fue el 15 de junio del año pasado. Aquella tarde fría, se allanó el domicilio de su novia en Crespo, a raíz de denuncias de amenazas y balaceras. La Policía había tomado conocimiento que un joven fue amenazado en la vía pública, en el barrio Del Rosario, y fue amedrentado a balazos, por parte de los ocupantes de un auto. Éstos ya venían siendo investigados por actividades vinculadas con el narcomenudeo, por lo que se solicitó el allanamiento de la casa y requisa vehicular. Cuando los policías irrumpieron en la vivienda del barrio San Cayetano, hallaron 31 “bochitas” de cocaína, con un pesaje total de 53 gramos, varios envoltorios con marihuana, 50 mil pesos en efectivo, un revólver calibre 22 y cerca de cien proyectiles de distintos calibres. Por esto, detuvieron al colombiano y a su novia.

Al hombre le dictaron la prisión preventiva, medida que duró un tiempo y luego fue sustituida por una de menor rigor. Ahora se evidenció que aprovechó el beneficio que le dio la Justicia para seguir en el negocio ilícito de las drogas.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *