Inicia una campaña para ayudar una niña nogoyaense

“Nací no vidente. Los estudios siempre dieron negativo”. Quedó “a la sola espera de un milagro, y ese milagro llegó”, dice el texto que cuenta la situación de Guillermina. Necesita 50.000 dólares para un tratamiento en China.

“Hola amigos! Para quienes no me conocen me llamo Guillermina Noemí Barcos Kapp. Mi mamá es Priscila Luciana Kapp, mi papá es Gustavo Barcos y mi hermanito Benicio tiene un año de edad. Yo tengo 7 años, nací prematura, de urgencia, por problemas de presión alta que sufrió mi mama cuando yo tenía ocho meses en su vientre, el día 4 de diciembre del año 2010, en la Clínica Parque de la ciudad de Crespo”, comienza describiendo el texto de la campaña “Juntos por Guilermina”. 

La pequeña vive en Nogoyá, cursa Segundo Grado “A” del Colegio Nuestra Señora del Huerto y a raíz de las complicaciones del parto, nació no vidente. 

“Tras realizarme muchos estudios en diferentes lugares del país el resultado siempre fue el mismo, totalmente negativo y a la sola espera de un milagro, y ese milagro llegó“, dice. 

Y continúa: “Tengo turno para mediados de abril del próximo año en China para hacerme un tratamiento de células madres y así poder ver”. Precisa que “al revisar la totalidad de mis estudios médicos, el hospital informó que soy apta para el procedimiento, y brindándome el turno ya mencionado”. 

Nuestra felicidad es enorme. Yo deseo descubrir qué es mirar, ver a mi familia, mis amigos, los colores, poder jugar, correr, andar en bicicleta y en patines porque es mi sueño poder patinar, pero para eso necesito la ayuda de todos ya que el tratamiento tiene un valor de 50.000 dólares“, expresa el texto que da inicio a la campaña solidaria. 

“Mi familia y amigos harán todo lo posible para recaudar los fondos necesarios, por eso es que pido por favor a los que quieran ayudarme que colaboren consumiendo lo que organicemos, bailes, rifas, ventas, los comercios que me lo permitan les dejare una urna por si sus clientes desean colaborar, todo, cada moneda, cada gesto, cada ayuda, cada idea que puedan brindarme, me acerca cada vez más a poder cumplir mi sueño de poder ver“. 

Finalmente, adelanta que “desde la semana que viene, pondremos número de cuenta bancaria y cada evento que realicemos, los comercios y entidades que deseen permitirme colocar una urna de recaudación voluntaria, solo escriban y la llevaremos. Dios los bendiga a todos”. Fuente: El Once

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *