Ley de Etiquetado: Expectativas y propuestas

Profesionales de la salud y consumidores coinciden en la necesidad de que la ley se apruebe. Algunos proponen incluir más especificaciones como el uso de transgénicos.

La Cámara de Diputados comienza a debatir en comisión el proyecto de ley que busca informar a los consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de una comunicación clara, oportuna y veraz. De esa manera se promueve la prevención de la malnutrición y de enfermedades crónicas no transmisibles.

Al respecto especialistas y «militantes» de la alimentación agroecológica manifestaron su entusiasmo por la posibilidad de que se apruebe la ley al tiempo que plantean algunas mejoras que permitirían a los consumidores entender qué es lo que les dan de comer a sus hijos.

https://twitter.com/LeyFrontal/status/1324845185373769729

La doctora Ethel Coscarello, investigadora principal en el área de Agroalimentos en la Universidad de Morón, explica: “Hay cuestiones de la ley que me parecen positivas. como por ejemplo incrementar temas que desarrollen el conocimiento de los nutrientes necesarios para una alimentación saludable y una vida sana; además incluiría actividad física, en todos los niveles educativos. Conocer los alimentos y sus nutrientes mejora la posibilidad de una buena elección».
También se manifiesta a favor de que se prohiba la publicidad de alimentos dañinos para los niños «donde se considera a un alimento como un juguete más». «Sin embargo, para garantizar el derecho a la salud y a una alimentación adecuada, hay que realizar un debate más integral, involucrando otros actores de la sociedad. En el país disponemos de normativas, de instituciones que las regulan y que investigan todo sobre los alimentos. Sería interesante hacerlos participes en las modificaciones del etiquetado. Y además hay que considerar algunas medidas integrales de manera de introducir una mayor cantidad de alimentos saludables a la producción industrial”, concluye.

Por su parte la médica y endocrinóloga María Alejandra Rodríguez Zía considera que la ley va a ayudar a los compradores a tener el conocimiento sobre la composición de los alimentos: «Permitirá distinguir lo que es un hidrato artificial como la maltodextrina o el jarabe de maíz de alta fructuosa, que siempre están incluidos entre los ‘saborizantes y conservantes’ en alimentos tan disímiles como galletitas, salchichas o gaseosas. Hace falta que estos datos estén en las etiquetas y además que el consumidor sea educado para saber leerlas”.

https://twitter.com/germantegui/status/1325823899217563650

“Necesitamos esa ley. Tenemos que poder identificar a los alimentos ultraprocesados, que no diga ‘emulsionante número tanto’ y no sé qué es. Hay muchas cosas escondidas detrás de números y nombres en las etiquetas. Es bueno que tengan que advertir si un producto es alto en grasas y sales», asegura Pedro Ramírez Otero, quien coincide con la creación de un sello que indique los productos con alto contenido de azúcares, sales o grasas para que no se puedan publicitar, ni vender en los quioscos escolares. «Sería un paso previo a poder etiquetar, por ejemplo, para identificar transgénicos, algo que otros países de Latinoamérica ya lo hicieron o lo están por hacer».

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *