Los incendios en Córdoba no dan tregua

Los incendios en Córdoba llevan diez días y este lunes por la mañana había varios frentes abiertos en una extensión geográfica de más de cien kilómetros, entre los primeros focos registrados en la localidad de Villa Albertina, departamento de Ischilín, hasta los incendios que, en las últimas horas, alcanzaron la zona del cerro Pan de Azúcar, cerca de Cosquín. Hasta el momento, se estima que unas 14 mil hectáreas fueron afectadas por el fuego y se espera que continúen los fuertes vientos y podrían llegar algunas lluvias a fines de esta semana. 

El gobierno de Córdoba advirtió esta mañana que el alerta permanece «muy alto» con frentes activos en en el norte de la zona de Punilla y Pan de Azúcar. Durante la madrugada de este lunes, 90 bomberos trabajaron en las localidades de La Manga, Charbonier, Escobas y El Carrizal con autobombas y camiones cisterna, protegiendo algunas viviendas e impidiendo que las llamas cruzaran la ruta naciona 38 hacia el sur.

En esa zona, este domingo se realizaron más de 150 evacuaciones y 7 casas quedaron totalmente dañadas. Por el accionar de los bomberos, la ruta nacional 38 permanecía interrumpida al tránsito desde Capilla del Monte hacia el norte, al igual que la ruta provincial 17, entre Punilla e Ischilín, según detalló el parte oficial del gobierno cordobés. Los relevamientos del personal de bomberos se realiza con el apoyo de 5 aviones hidrantes de la Provincia y de Nación, más 2 helicópteros.

Según los medios cordobeses, la justicia provincial investiga a los dueños de campos del departamento de Ischilín con la hipótesis que el inicio de los incendios fue provocado por la quema de pastizales para la limpieza de terrenos para realizar explotaciones agropecuarias. Se trata de la misma práctica que mantiene decenas de focos de incendio en el Delta del Paraná y que este fin de semana volvió a recrudecer.  

En las cercanías de la tradicional localidad de Cosquín, el foco del incendio es el cerro Pan de Azúcar, donde permanecían trabajando efectivos de 9 cuarteles de bomberos y las autoridades locales ordenaron evacuar a los vecinos del barrio San José Obrero, mientras que la persistencia del viento pone en peligro localidades cercanas como La Calera y Bialet Massé.

En tanto, 50 kilómetros al norte, en Capilla del Monte, el intendente Santiago Arenas adelantó que puso a disposición cabañas, hoteles y alojamiento en campings para la posible evacuación de unas 300 personas. 

Los incendios ocurren en una provincia que solo conserva el 3,5 % de los bosques nativos originales debido al avance de la deforestación para el negocio inmobiliario o el agronegocio.    

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *