Marí Marí cumple 40 años y lo festejará en el estadio Obras

La comparsa que mayor cantidad de veces ha ganado en el Carnaval del País, festejará sus 40 años de historia el próximo 15 de febrero, con dos funciones, una a las 20.30 y la otra a las 23 horas. El espectáculo se podrá disfrutar de manera presencial o virtual.

Tanto el presidente del club Central Entrerriano, Francisco Claret, como el director musical de la comparsa, Martín Irigoyen, explicaron que la idea siempre fue festejar los 40 años de Marí Marí en Gualeguaychú, pero la situación sanitaria no lo ha permitido. En el estadio de Obras Sanitarias, en Capital Federal, en cambio, sí están dadas las condiciones para disfrutar de un espectáculo de estas características sin incumplir los protocolos de distanciamiento social.

“Hace un mes nos pusimos en contacto con gente de la productora de Guillemo Marín, LG Producciones, y del Estadio de Obras, y llegamos a este proyecto lindo de poder festejar en Buenos Aires con entradas limitadas para 500 personas y con una plataforma de streaming”, detalló Claret.

En diálogo con MIRADOR ENTRE RÍOS, Martín Irigoyen adelantó que el espectáculo tendrá su parte sobre el escenario, pero que también habrá un desfile ─como sucede en el corsódromo o como se hizo hace dos años cuando la comparsa desfiló por la calle 25 de Mayo─, por entre los “corralitos” de cada burbuja.

Esos corralitos son sectores donde ingresará un grupo pequeño de personas, familiares o amigos que formen parte de una misma “burbuja”, y cada corralito está separado de los demás por un pasillo.

La venta de entradas será a través de los soportes de Argentina Show Live y de Pass Line.

LOS INICIOS

Marí Marí nació un día de febrero de 1980, por idea de una mujer: Nelita Irigoyen, quien se atrevió a desafiar a los directivos del club asegurándoles que sería capaz de armar una comparsa mucho mejor que las que habían visto en Concepción del Uruguay. Para entonces, ya hacía dos años que se había inaugurado el Complejo Ferrovial Zarate-Brazo Largo que unía Entre Ríos con Buenos Aires, y ya se circulaba por el Puente Internacional General San Martín, que une al país con la República Oriental del Uruguay.

Marí Marí es un saludo de buen día en lengua mapuche. Nelita lo eligió de entre varios nombres que tenía en mente pero que, luego de un tiempo de repetirlos, le aburrían, se le hacían monótonos. Ella también puso a disposición su casa, ya que el club no disponía de instalaciones preparadas para trabajar, y el equipo se formó con gente del club y con gente que no lo era, pero que se acercó para colaborar y se entusiasmó con la propuesta.

Algo que Nelita no quería para Marí Marí era la percusión basada en redoblantes estilo militar. Prefería un ritmo más pegadizo y alegre, le gustaba el ritmo de samba de Brasil, pero para aprenderlo hubo que viajar a Paso de Los Libres a escuchar a las comparsas del lugar y a Porto Alegre para comprar los instrumentos.

Cuando Marí Marí debutó causó una enorme sorpresa por su ritmo de samba brasileño, la calidad y buen gusto de sus trajes, los bordados con lentejuelas, las plumas y piedras; sus carrozas y, por si hacía falta algo más, su canción, que llegó a ser cantada y bailada por toda la ciudad. Cada uno de estos nuevos conceptos que introdujo fueron adoptados por las demás comparsas en los años posteriores, moldeando los lineamientos fundamentales de lo que sería el nuevo carnaval de Gualeguaychú.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *