Nahir Galarza fue condenada a prisión perpetua

El Tribunal de Gualeguaychú, conformado por Mauricio Derudi, Arturo Exequiel Dumón y Alicia Vivian, emitió este martes la sentencia en el juicio que se le seguía a la joven Nahir Galarza, imputada por el crimen de Fernando Pastorizzo, ocurrido en la ciudad de Gualeguaychú, el pasado 29 de diciembre de 2017. 
Nahir Galarza fue condenada a prisión perpetua. El tribunal presidido por el juez Mauricio Derudi, avaló de esta manera, el pedido de prisión perpetua por el delito de homicidio agravado por el vínculo y el uso de arma de fuego realizado por los fiscales del caso, Lisandro Beherán y Sergio Rondoni Caffa.

Ni Nahir ni sus padres estuvieron presentes en la sala para escuchar la lectura de la sentencia. Los jueces determinaron que Nahir y Fernando eran novios y también que los disparos fueron voluntarios.
Nahir Galarza, es la primera menor de 20 años condenada a prisión perpetua en el país. Desde la vigencia del Código Penal actual, nunca una chica de menos de 20 años había sido condenada a esa pena en la Argentina.

“Ha quedado destruida la hipótesis de la defensa de que los disparos se produjeron de manera involuntaria”, aseguraron los jueces, quienes determinaron que se produjo un “homicidio calificado por una relación de pareja”, lo que había solicitado el fiscal. 
El tribunal consideró que “se encuentra acreditadas las circunstancias contenidas en la imputación”, señaló el juez Derudi y agregó que quedó “comprobado que Pastorizzo recibió un primer disparo por la espalda a quemarropa y, un segundo disparo de frente, cuando se encontraba en el piso con la moto entre sus piernas. El disparo se produjo a una distancia de entre 20 y 50 centímetros”, remarcó el magistrado.

“Los disparos no fueron accidentales”, se aclaró.

El crimen de Fernando Pastorizzo, de 20 años, ocurrió el 29 de diciembre de 2017 alrededor de las 5 y Galarza, que primeramente dio su versión de los hechos, confesó horas más tarde haber sido la autora de los disparos.
La joven había dicho que los disparos fueron cometidos con el arma reglamentaria de su padre, que es efectivo de la Policía de la provincia de Entre Ríos.
Cabe recordar que tanto la fiscalía, en las personas de Sergio Rondoni Caffa y Lisandro Beherán; como la querella habían pedido la pena de “prisión perpetua”, mientras que la defensa había solicitado una condena con un máximo de cinco años de prisión por “homicidio culposo”.

No obstante, descartaron la alevosía, que habían pedido las querellas. Y también, en otro dato clave, descartaron el atenuante de la violencia de género, lo que podría haber reducido la pena para Nahir. “Se descarta la aplicación del mismo al caso Pastorizzo”, sostuvo el presidente del Tribunal.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *