Paralizan la producción en el complejo industrial denunciado por contaminación

Mediante una conferencia de prensa, el intendente Rafael Cavagna y el Secretario de Obras Públicas Manuel Schönals confirmaron que tras una audiencia con los representantes de las firmas en cuestión por la contaminación en Barrio San Carlos se paraliza la producción en una de las empresas y deberán cumplir una serie de requerimientos a fin de subsanar los inconvenientes que son de público conocimiento.

Los funcionarios mencionados explicaron que hasta la fecha continúa cortado el acceso a la red cloacal del sector paralelo a Ruta Provincial 26, el que afecta de manera directa a las firmas Glicopharma, Bio Nogoyá y vecinos del Barrio San Carlos. 

Cabe recordar que el corte del servicio de red cloacal se estableció mediante decreto municipal 215/18.

“Se realizó el corte al acceso de la red por la emanación de líquidos de supuesta procedencia industrial en las bocas de registro ubicadas en calle Fermín Chavez” recordó el intendente, manifestando además que luego de dicha decisión se comprobó que los efluentes industriales eran arrojados en los terrenos aledaños al complejo.

El primer mandatario confirmó que se realizaron las actas correspondientes por los problemas ocasionados y mencionó que en paralelo se cursa una causa judicial en la que el fiscal solicitó al municipio una serie de documental en el marco de la denuncia radicada inicialmente.

Por su parte, Manuel Schönhals detalló que en el día de ayer se mantuvo una reunión con socios de las empresas Bio Nogoyá y Glicopharma, en donde mostraron un plan de 90 días para remediar el daño producido y por su parte el municipio exigió la suspensión del arrojo de efluentes a los terrenos. 

Eso motivó a la paralización del complejo industrial por el término de 10 días a partir del día 14 de junio cumpliendo con una serie de requisitos detallados por el funcionario municipal, los que consisten en la propia suspensión de actividad industrial de Glicopharma por 10 días para normalizar y readecuar el tratamiento de sus efluentes, la caracterización de los efluentes industriales una vez realizada la readecuación del servicio cloacal, la creación de cámaras de inspección previo a su volcado a la red cloacal y la presentación por parte de las empresas de un plan de recuperación de suelos aledaños al complejo.

Ambas partes, es decir el municipio y las empresas, se comprometieron a realizar el monitoreo de las obras de readecuación y el constante seguimiento de la deposición de efluentes.

“Queremos llevar tranquilidad, es un problema que nos compete a todos y debemos hacernos responsables” concluyó el intendente. 

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *