Sin bancos por cinco días

Ante la intransigencia de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), que nuclea a los bancos privados extranjeros y se negó a suscribir un acuerdo que aceptaban el resto de las cámaras patronales, la Asociación Bancaria decidió sumar extender el paro del viernes al lunes y el martesLa puja salarial entre los trabajadores y las patronales bancarias se tensó aún más este martes luego de que, en una nueva reunión, los bancos privados extranjeros a través de la cámara ABA, que los representa, volvieran a negarse a firmar un acuerdo que al parecer ya habían pactado el resto de las entidades financieras.

Los gremios bancarios habían llegado a un acuerdo en noviembre del año pasado, en el que habían conseguido un bono de fin de año y una recomposición salarial vigente durante el primer trimestre de 2017, que le ponía un piso de 24 por ciento al aumento salarial. Las cámaras empresariales que rubricaron el acta fueron Abappra (bancos públicos y provinciales) y Adeba (bancos privados nacionales) y luego la  Asociación de Banca Especializada (ABE).

Ante la negativa de la banca extranjera, el ministerio de Trabajo no homologó el acuerdo y abrió un conflicto que hasta hoy sigue abierto.

La semana ya había comenzado con la definición de la bancaria de realizar un paro con concurrencia a los lugares de trabajo pero sin atención al público y con la posibilidad de extender la medida de fuerza, cosa que se concretó este martes, luego del fracaso de la reunión que se llevó a cabo esta tarde: “Se acercaron posiciones entre las tres cámaras que habían firmado el acuerdo anterior y La Bancaria, estaban todos de acuerdo y de vuelta la cámara ABA vuelve a romper el acuerdo y no se firmó nada”, contó a esta Agencia el adjunto de la seccional Paraná de la entidad gremial.

Ocurrido esto -relató Gervasoni- salió La Bancaria de la reunión y planteó la extensión del paro por lunes y martes.

Según contó el representante gremial, las discusiones estaban plateadas en términos de anualizar el acuerdo y dejar atrás el adelanto hasta abril a cuenta de la paritaria para todo el año, como se viene realizando en los últimos años.

Al fracasar la negociación, no habrá bancos por cinco días: fin de la semana con 24 horas de paro el viernes y luego de dos días inhábiles comenzará la semana siguiente con 48 horas de cese de actividades.

Gervasoni aclaró que el paro no se realizará en los bancos Bica y Credicoop, que más allá de no haberse homologado, decidieron pagar a sus empleados lo firmado por la mayoría de las cámaras.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *