El teatro de la Sociedad Italiana es patrimonio entrerriano

Con la promulgación de la norma en el Boletín Oficial se declaró patrimonio arquitectónico, histórico y cultural de la provincia la sala Manuel Belgrano, por lo que el Estado provincial deberá girar recursos económicos para preservar el edificio y tendrá que promocionar y difundir su valor histórico, arquitectónico y cultural.

La Sociedad Italiana se constituyó el 10 de febrero de 1878 en la ciudad de Nogoyá, continuando desde entonces su vida institucional sin interrupciones.

En sus 138 años de vida “además de las actividades de socorro y ayuda mutua a los connacionales inmigrantes cumplió tareas culturales realizando y facilitando desde el inicio sus instalaciones para actividades artísticas, principalmente representaciones teatrales y musicales”, según se explicó en los argumentos de la iniciativa presentada por el senador del departamento, Beltrán Lora.

Fue la primera sociedad de esta clase en Nogoyá y también el primer lugar donde se llevaron a cabo actos oficiales en fechas patrias, reuniones fundacionales de otras entidades como Sociedad de Beneficencia y  la Sociedad Argentina.  Desde sus inicios sus salones fueron utilizados por instituciones y agrupaciones de la ciudad para espectáculos, reuniones, bailes, fiestas de carnaval, entre tantas otras actividades.

En la faz artística y formativa, propiamente dicha,  existe constancia desde 1896 de conferencias de Asociación Olegario Víctor Andrade, 1897 de actuaciones de la Compañía Dramática,  concierto (1897) función de “transformista” (1899), festejos patrios (1892, 1898, 1901),  veladas literales musicales (1901-1904), concurso de lectura, declamación y composición (1901), Compañía Lírica Dramática de Andrea Dalmau (1902), teatrales a F. Caolicio (1904), función de teatro (1908), función de cine (1909), Compañía de Comedia (1909), teatro de la Compañía Atlética Nogoyaense (1909), ópera (1916), entre muchas otras.

La escuela Municipal Mixta funcionó allí (1905). Y también lo hizo una escuela particular alrededor de 1890. Funcionando en la actualidad y desde hace muchos años la escuela de enseñanza de la lengua y cultura italiana Dante Alighieri.

En 1880 se formó comisión  “pero sería el 19 del mismo mes (octubre de 1880) en que la sociedad compró… un retazo de terreno… en la manzana O de la plaza…” (Conf. “Historia de Nogoyá”, T. IV, página 187, Juan José Antonio Segura, Edición 2003).

Los primeros edificios fueron hechos por las manos de los propios asociados, lo que le agrega más valor.

Por el teatro “pasaron personalidades de la cultura como Florencio Paravicini, Berta y Paulina Singerman, Libertad Lamarque, Fernando Ochoa, Blanca Podestá, …”, entre tantas otras. Del mismo modo, “también en sus comienzos la Asociación Cultural de Nogoyá… daba sus conciertos en nuestro teatro. Así pasó Nicanor Zabaleta, el mejor arpista del mundo, Hugo Balzo – Darío Peretti en dúo de pianos, Micheline Auclair en violín, el eximio pianista Antonio de Raco y muchas otras figuras de igual renombre”, según se explicó en la conferencia  ‘Sociedad Italiana de Nogoyá. El Teatro Belgrano’, Diego Donisi, trabajo inédito del ex presidente de la institución.

La actividad teatral que, a partir de 1912,  fue simultánea con la cinéfila, se extendió a elencos vocacionales y aficionados locales que bajo la dirección de, entre otros, Juan Osvaldo Fiorito y Luis César Minaglia, concitaban la atención de un público que colmaba el nuevo teatro durante el período 1935 – 1980 aproximadamente.

El año 1912  se alquila a Domenico Benedetto para un cinematógrafo que es el primer cine de la Sociedad Italiana. El cine luego fue centro de reunión social durante muchos años.

En 1928, en ocasión de los grandes festejos del Cincuentenario de la Institución, se proyectó una película llamada “El Jinete de Acero” gratis para todo el pueblo en la calle al frente del edificio lo que constituyó un acontecimiento importante ya que resultaba una novedad para muchos.

El actual teatro se comenzó a construir en 1930, interviniendo constructores como los Sres. Balbi, Perrota y Parlamento, inaugurándose oficialmente el 20 de setiembre de 1934.

El teatro tiene una capacidad para cerca de 800 personas. Además, cuenta con un escenario de grandes dimensiones y una acústica perfecta, esto último reconocido por grandes artistas que allí actuaron.

En 1984 fue una de las sedes del importante Congreso Pedagógico Nacional.

“Actualmente se mantiene con mucho esfuerzo una activa vida institucional y artística”, enunció el senador en los fundamentos.

  Fuente: Paralelo 32

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *