Un chat comprometería a un sacerdote

Nogoyá (Paralelo 32)- En las últimas horas, las redes sociales fueron testigos de una particular situación que se dio a conocer respecto a la presunta actitud de un sacerdote de la ciudad para con otro hombre mayor de edad.

En principio, las capturas difundidas por un comunicador social de Nogoyá muestran un chat que involucraría al sacerdote de la Parroquia San Ramón, Carlos Benavidez, y autoridad máxima del Instituto San Francisco de Asís.

La seguidilla de mensajes publicados inician en septiembre de 2018, donde muestran que el emisor (sería Benavidez) insiste a una persona mayor de edad con que lo visite “cuando vas a venir acá, o tenés miedo”, se puede leer en una de las capturas, mientras que un diálogo más extenso se da en fecha 13 de diciembre, cuando sería el sacerdote el que le solicita un currículo al masculino acosado: “si tenes un currículo tráemelo, estamos evaluando un ordenanza para la escuela, tenemos que hacer números y vemos si es posible o no. Es para la secundaria. Venite, te hago un test psicológico”.

Como respuesta, la supuesta víctima agradece el gesto y no extiende el diálogo, pero el emisor insiste y el 19 de diciembre le escribe “te cagaste”.

Otra de las capturas que circulan tiene fecha el 27 de diciembre de 2018, donde la persona que realiza la exposición pública le pregunta al sacerdote si no necesita cortar el pasto en la parroquia, a lo que este responde: “te aviso mañana”, pero continúa el diálogo diciendo “en confianza, ¿no haces masajes?”, como respuesta recibe un “no hago masajes” y sería Benavidez quien aclara: “era una cargada”.

Tras conocerse la difusión de estos mensajes, Paralelo 32 acudió a la Unidad Fiscal y consultó al fiscal Federico Uriburu, quien confirmó que al igual que el resto de la sociedad, tomó conocimiento del hecho a través de las redes sociales: “nos pusimos en contacto con el responsables de la publicación, con quien mantuvimos una entrevista para recabar mayor información al respecto, ya que no había denuncia alguna”.

Uriburu aseveró que tomó conocimiento de una situación inapropiada de un sacerdote en relación con personas mayores de edad, tras ello se comunicó con la directora de la Escuela San Francisco, “quien también me confirmó que no hay ninguna situación relacionada con la denuncia pública y tampoco han existido hechos que involucren a menores respecto a esta actitud, no hay denuncia alguna en la institución”, confirmó la autoridad fiscal.

“Asímismo, Monseñor Puiggari informó que el sacerdote ha sido trasladado de la ciudad de Nogoyá por razones personales, “motivada por causas que obedecen a secretos del arzobispado, manifestando además que tampoco tiene denuncia alguna en contra del sacerdote. Incluso hizo saber que el sacerdote está a disposición para realizar las aclaraciones necesarias en la justicia” –mencionó el fiscal– y destacó que “en virtud de esas capturas que circularon, habrían existido circunstancias de índole privada entre hombres mayores de edad con el sacerdote de la villa, pero más allá de eso no hay causa penal, por no haber denuncia. Solo actuaríamos de oficio en el caso de que aparezcan menores involucrados”, señaló Uriburu.

Al ser consultado sobre la continuidad del hecho, el fiscal dijo: “es una realidad que dejo en el marco de las redes sociales, pero no en el marco jurídico. Puede haber un hecho con características penales, pero no estamos en condiciones de actuar, ya que una persona que es capaz, que pudo hacer circular las imágenes por las redes sociales y con algunos comunicadores sociales, pueden también recurrir a la Unidad Fiscal para judicializar los hechos referidos”.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *