Un detenido denunciado por abuso sexual

La Justicia de Nogoyá ordenóla detención de un masculino, luego de una nueva denuncia que se suma a la que ya se había hecho en 2017 por abuso sexual, tal la calificación que le otorgó la Unidad Fiscal.

En principio, se trataría de una niña de 15 años con quien habría tenido relaciones sexuales ya desde los 13, y cuyos padres se enteraron en los últimos días de esa situación. Inmediatamente de tomar novedad de la cercanía de su hija con el hombre mayor de edad, acudieron a los Tribunales y presentaron una denuncia.

La detención del denunciado se produjo este martes por la mañana, y ante la presencia de uno de sus abogados defensores, Agusto Lafferriere, y la intervención del defensor de menores Oscar Rossi.

Según denunciaron los padres de la menor en los Tribunales, el denunciado habría presionado a la menor para que borrase los mensajes y los chats que tenía en su teléfono celular y que podrían incriminarlo.

Cabe recordar, que el acusado ya estaba imputado por un caso de abuso reiterado en el que la víctima es una niña de 12 años, pero ahora se sumó un nuevo caso de abuso a otra menor.

Las actuaciones están siendo seguidas por el juez Civil y Comercial de Nogoyá, Américo Daniel Luna.

En la causa, el joven acusado ya fue imputado por el fiscal Federico Uriburu, por el delito de abuso sexual reiterado. La víctima es una nena de 12 años, cuyos padres llevaron el caso a la Justicia.

Una de las primeras medidas de la Justicia fue establecer una perimetral que le impide acercarse a la víctima, y además se allanó su vivienda particular, de donde se secuestraron teléfonos celulares, tablets y computadoras, que fueron peritadas por el Servicio de Informática Forense del Poder Judicial.

 “En los chats de su teléfono celular encontramos el nombre de otra nena de 12 años, y de una tercera menor, de 11 años. Nos enteramos a su vez el caso de un papá que fue a verlo al acusado con intenciones de ponerle límites y exigirle que no vea más a su hija. Pero además, apareció el papá de otra nena que entregó el teléfono celular de su hija para que sea peritado, y esperamos que surjan más novedades. Con todas estas informaciones que empezaron a aparecer, este martes por la mañana se ordenaron tres allanamientos para secuestrar teléfonos celulares, y así preservarlos como evidencia. Se hizo así porque la mayoría de estas nenas están muy deslumbradas con el acusado, y si avisamos antes que vamos a ir por ver sus teléfonos, lo más probable es que borren cualquier elemento que lo comprometa”, explicó una fuente judicial.

La fuente agrega que “hubo buena voluntad de parte de los padres, y entregaron sin problemas los celulares de sus hijas, y en algunos casos, también computadoras, que van a ser peritadas. No descartamos que en los próximos días algunos de estos padres presenten una denuncia”.

Ahora, con el nuevo caso de abuso la situación del imputado se complica en la Justicia. El fiscal Federico Uriburu, que lleva adelante la investigación penal preparatoria, tiene un plazo de 24 horas para indagarlo, y ese trámite podría ocurrir ese jueves. Fuente: La Voz 901

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *