Uno de cada tres alimentos subió mas que la inflación

La punta de lanza del gobierno para justificar las medidas económicas de ajuste y despidos es la baja de la inflación.

Si bien propios y extraños saben que no se cumplirá la meta inflacionaria del Banco Central (entre 12 y 17% para fin de año), haber bajado los porcentajes del 41% de diciembre de 2016 al 15,6% acumulado en lo que va de 2017 (23% interanual) se ve en la Casa Rosada como un triunfo, pese al humor social negativo que generan los métodos.

Sin embargo, ni siquiera se trata de un triunfo completo. Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) expone que el 35% de los alimentos básicos subieron durante 2017 por encima de la inflación. En algunos casos, incluso, con más de 30 puntos porcentuales de diferencia.

CEPA realiza habitualmente un relevamiento en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, que incluye a 28 alimentos de la canasta básica. De estos, 10 subieron por encima de la inflación. Otra decena aumentó, pero por debajo del índice de precios, mientras que el resto bajó los precios.

Tomate, lechuga, carne picada, leche entera, caldo de gallina, harina de trigo, azúcar, mermelada, café y cerveza son los productos cuyos precios crecieron entre diciembre del año pasado y agosto de este año por encima de la inflación medida por el Indec. Cabe aclarar que el indicador nacional no publicó aún el informe de agosto, pero el Banco Central sí mostró los resultados del Relevamiento de Expectativa de Mercado (REM), que colocó a la inflación de agosto en el 1,6%, lo cual dejaría al acumulado anual del Indec en 15,6 por  ciento.

Así las cosas, la leche le gana a la inflación por 4,66 puntos porcentuales (la suba acumulada de  la leche en 2017 fue de 20,26%); la carne picada, por 10,9 puntos (suba anual de 26,5%); el caldo, por 8,21 (23,81%); la harina, por 7.77 (23,37%); la mermelada, por 8,3 (23,9%); el azúcar, por 4,69 (20,29%); la cerveza, por 4,05 (19,65%); y el café, por 2,13 (17,73 por ciento).

La lechuga y el tomate superaron a la inflación por 38,4 y 33,8 puntos, respectivamente (subieron en el año 54 y 49,4 por ciento). Pero vale aclarar que se trata de productos estacionales, que pueden bajar o subir mucho el precio, según la época del año. Este efecto se observa también en la naranja, pero a la inversa, ya que bajó el precio con respecto a diciembre último. Los otros siete productos de esta canasta que bajaron el precio son: cebolla, huevos, pan, vacío de novillito, galletitas saladas, arroz blanco simple y manzana roja.

En tanto, fueron diez los alimentos que subieron este año, pero por debajo del IPC: papa, yerba, chorizo parrillero, fideos secos guiseros, bola de lomo, gaseosa cola común, queso crema entero, pollo entero fresco con menudos, asado novillito y aceite girasol.

El caso del aceite es paradójico, ya que se trata de uno de los productos que más aumentaron el precio desde que Mauricio Macri llegó a la presidencia, en diciembre de 2015: un 209%, en total. La lista de alimentos que más subieron en la era Macri se compone además por: carne picada común, con un 156%; lechuga criolla, 274%; tomate, 160%; chorizo parrillero, 188%; manzana roja, 111%; y azúcar común envasado, 101%. La inflación acumulada de este período ronda al 63 por ciento.

La tendencia indicada por CEPA se confirma al cruzar estos datos con los de la ONG Consumidores Libres, aunque con algunas diferencias significativas. De un total de 35 alimentos relevados, 14 subieron los precios por encima de la inflación y 18, por debajo de la misma. En tanto, 3 productos bajaron los precios. Según estos números, el 66% de los alimentos crecieron más que la inflación.

En la canasta de la entidad fundada por el exdiputado Héctor Polino, entre los alimentos que más aumentaron este año se encuentran: tomate, con un 79,69%; tapa para empanada, 65,74%; manteca, 33,73%; leche, 25,25%; agua sin gas, 24,20%; pan, 23,70; acelga, 23,32; café, 20,31%; sal fina, 19,79%; polenta, 18,72; azúcar, 17,26; y queso port salut, 17,22 por ciento.

En tanto, los tres que bajaron los precios son: zapallo, con una caída del 17,24%; manzana, 16,39% y banana, 1,92 por ciento.

En este contexto, el gobierno, a través de la Secretaría de Comercio Interior que dirige Miguel Braun, anunció la prórroga del plan Precios Cuidados con un aumento en promedio del 2% y a la vez anticipó que durante 2018 se sacarán del listado uno 500 productos para que en 2019 el programa deje de existir. «

Ya rigen los aumentos en la telefonía fija

Los servicios de telefonía fija ya comenzaron a establecer los aumentos, que llegan hasta el 40 por ciento. Durante agosto, Telecom estableció un 20% de subas en el abono básico. En tanto, Telefónica acusó en la tarifa de septiembre una suba del 36%, para el mismo servicio. En algunos casos, con determinados paquetes, los aumentos llegaron al 40%.

Las compañías aclararon que “no hay incremento en el pulso y esto se comunicó al cliente vía factura con 60 días de anticipación”. Lo que aumenta, en definitiva, es el abono fijo, por lo cual el consumo no modifica la ecuación. “Luego de 18 años sin modificaciones (desde diciembre de 1999), se continúa realizando paulatinamente una adecuación del abono básico para el segmento residencial”, justificaron las empresas.

Tal como anticipó Tiempo y luego confirmaron los funcionarios, luego de las elecciones de octubre habrá subas en combustibles, luz, gas transporte. Y se especula con un nuevo aumento en prepagas.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *