Dios y la Patria lo demanden

El Presidente de la Nación pronunciaba este viernes el tramo final de un discurso en Formosa. Ya se había referido a la ley antidespidos y comenzaba a detallar las implicancias de las obras anunciadas en la localidad de Clorinda.

«Haciendo estas obras generamos trabajo de calidad», resaltó Macri, antes de sorprenderse cuando la bandera lo golpeó, de espaldas, en su cabeza. Fue un impacto leve, del que salió rápidamente merced a la ayuda del gobernador Gildo Insfrán, quien tomó el mastil y le quitó la bandera. Las imágenes televisivas se fueron de la escena y enfocaron un tanque de agua hasta que Macri retomó el hilo de su intervención.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *