El esfuerzo realizado celebrado en un gol

Colón venció a Olimpo por 3 a 1, y los protagonistas fueron los más jóvenes del plantel. A los 28 minutos del segundo tiempo, el delantero Tomás Sandoval reemplazó a Nicolás Leguizamón, autor de uno de los goles. En el minuto 34, el ingresado Sandoval convirtió su tanto y el festejo fue pura emoción.

Premio al esfuerzo, la noche soñada, y varios títulos mas se le podrían poner a esta nota de color que nos deja el deporte preferido por elección de los argentinos.

La carrera de Sandoval comenzó como la de todos los pibes. Del potrero al club, del club al sueño de jugar en primera. Sandoval no solo cumplió con la meta de jugar en primera, ingresó al campo de juego reemplazando a quien había marcado uno de los goles del encuentro y redobló la apuesta.

Tuvo su primera chance y falló, pero el desarrollo del juego le permite marcar un golazo y  la emoción pasó a ser protagonista de la noche.

Los 11 del campo de juego, los suplentes y colaboradores se sumaron al abrazo de gol de Sandoval que no ocultó su emoción que perduró hasta que marcaron los 90 minutos de juego.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *