Se conocen mas datos del femicidio de Diana Rojas

La joven fue asesinada de seis puñaladas con un cuchillo; y hubo forcejeo desde atrás. La investigación indica que hay ADN de un tercero. Hasta las 10.30 del martes hubo contacto telefónico con sus amigos.

La investigación por la muerte de Diana Rojas continúa y de apoco van apareciendo datos del macabro femicidio ocurrido en Puerto Madryn. Los primeros elementos aportados por la autopsia indican, según fuentes oficiales, que la joven recibió seis puñaladas; en el tórax y el cuello. Ésta última, mortal. Así mismo indicaron que existió un forcejeo desde atrás por parte de su agresor. Así mismo se reveló que se pudo hallar rastros de ADN de otra persona; con lo cual sería primordial para revelar la identidad del autor.

A Si bien continúan las pericias e investigaciones del caso, todavía no se ha sindicado persona alguna como el autor material de su muerte. Es por ello que, durante la mañana de este miércoles, desde las áreas de la Brigada de Investigaciones y Policía Científica estuvieron realizando allanamientos y pericias.

El allanamiento se realizó en un departamento de la calle Libertad 368, en zona sur. Allí se cotejaron huellas dactilares; pero no trascendió detalle alguno. El departamento es el que habitaba la joven de 25 años; pero no compartía con nadie.

En el lugar del homicidio la Policía estuvo concluyendo las tareas periciales. Allí se cotejaron huellas de calzado; y la presencia de huellas de un automóvil que habría estado presente en el lugar. El cuerpo fue hallado a unos 500 metros de ese punto, donde habría comenzado la caminata; por lo que no se descarta que la joven haya decidido irse tras una discusión y el agresor seguirla por detrás. Aunque estos son datos especulativos.

Últimas horas
La joven Diana Rojas asistió el lunes a un examen de la cátedra de Derecho Penal I en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. Luego, tuvo contacto con su grupo de compañeros hasta las 21.50 vía telefónica. No obstante, los compañeros de la joven indicaron a LU17 que existió un nuevo contacto a las 10.30 del día de la muerte; solicitando “un número telefónico”. Éste dato achica la brecha del horario donde se pudo producir la muerte de la joven.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *