440 kilómetros en bicicleta por la fe

Con motivo de celebrarse el día de la Virgen de San Nicolás, un grupo de hombres entrerrianos realiza una extensa peregrinación en bicicleta. El sábado pasaron por la ciudad de Nogoyá y contaron la experiencia que se viene realizando desde hace 10 años.

Este 25 de septiembre se celebró el Día de la Virgen de San Nicolás, precisamente en la ciudad homónima en la provincia de Buenos Aires. Devoción que nace en el año 1983 cuando la virgen se le aparece a una sencilla mujer habitante del lugar. Así comienza esta demostración diaria de fe que convoca a fieles de todo el país que cada 25 de septiembre se unen para rendirle honor a María del Rosario de San Nicolás.

Miguel Ramos no quiso estar ajeno a esta devoción mariana, y al sentir el llamado de la virgen, comenzó hace 10 años atrás un viaje en bicicleta que anualmente realiza para saludar a la Virgen en su día, recorre en bicicleta peregrinando desde Conscripto Bernardi (Departamento Federal) hasta San Nicolás (Buenos Aires).

Lejos de ser un gran desafío deportivo, los 440 kilómetros que separan Conscripto Bernardi de San Nicolás son unidos por 4 audaces hombres de alrededor de 50 años, que parten con la mínima provista en su bicicleta. Se puede observar que cada uno lleva una mochila y no se aprecian grandes bolsos ni equipaje mayor. “Marchamos con lo necesario, lo demás lo hace la virgencita” explicaron, y los cuatro dieron el mismo motivo del viaje “lo hacemos por la fe hacía la virgen”.

“Esto nace en el año 2002 cuando fui a San Nicolás en una excursión en micro y cuando estuve frente a la imagen de la virgen sentí como que ella me pedí algo, sentí un llamado y así nació esto de ofrecerle a la virgen esta peregrinación a bicicleta” manifestó Miguel Ramos.

Miguel es empleado municipal de Conscripto Bernardi, y anualmente programa sus vacaciones para el mes de septiembre de manera tal que pueda cumplir con la Virgen de San Nicolás. El comentó que durante tres años realizó solo la travesía, luego se fueron sumando amigos, incluso un hijo de él estuvo acompañándolo en dos ocasiones. Este año la peregrinación estuvo compuesta por cuatro personas, todos de Conscripto Bernardi excepto un ciclista que llegó desde Federal.

En el décimo año de peregrinación a pedal, Ramos, explicó que todo se realiza por devoción a la Virgen de San Nicolás. Cuando se le consultó sobre la convocatoria a peregrinos para realizar el extenso viaje, Miguel Ramos, explicó que a través de su programa radial que posee en una FM local, el invita a quien se quiera sumar, “es complicado, reconoce, porque es un viaje muy largo y el esfuerzo es grande, pero siempre la gente está apoyándonos, hemos recibido llamados de todos puntos del país incluso de otros países como Costa Rica y Estados Unidos”.

El viaje que realizan los ciclistas peregrinos tiene una duración de 5 días y lo van realizando por etapas. Explicaron que la primera etapa se realiza desde Conscripto Bernardi hasta María Grande, el día 20 de septiembre, luego de descansar una noche continúan con la etapa María Grande – Crespo. En el tercer día de peregrinación unieron las ciudades  de Crespo y Nogoyá; pasaron la noche en el Polideportivo Municipal y el domingo a las 8.30 horas comenzaron el viaje hacia la ciudad de Victoria. Allí Gendarmería Nacional y personal del puente Victoria – Rosario, colaboran con el paso de los ciclistas por el puente, ya que se vuelve muy peligroso y luego de este paso se realiza un solo recorrido hasta la ciudad de San Nicolás. Ramos y sus compañeros arribaron a la medianoche del día 24.

Santiago, otro de los ciclistas que relató su experiencia, comentó que desde hace 2 años viene realizando el viaje, el es oriundo de Bernardi. “Vengo acompañando a Miguel y pidiéndole a la virgen por los enfermos y por el trabajo” relató, cuando se le consultó sobre lo que siente al estar llegando a San Nicolás, Santiago adujo “es algo muy emocionante, es lo más lindo que hay, se siente una gran alegría”.

Comentaron además que esta travesía nace por iniciativa propia y se realiza todo a pulmón, lo único que se les pide a los municipios es la colaboración para el alojamiento que generalmente se realiza en los polideportivos.

Osvaldo Moreno también forma parte del viaje, su rol específico es el de mecánico. Su bicicleta a diferencia de las demás está equipada con  un bolso en el que lleva todas las herramientas y repuestos para asistir a sus compañeros durante el viaje.

Tal como quienes la integran, la travesía de unir 440 kilómetros en bicicleta para la Virgen de San Nicolás, es sumamente sencilla, no demuestra grandes despliegues en su andar, sólo son 4 hombres pedaleando por las lomadas entrerrianas con un solo y único motivo de fondo: la fe.

Al cierre de esta edición los ciclistas estaban llegando a San Nicolás cumpliendo con su meta y propósito, saludar a la Virgen de San Nicolás en su día.

[nggallery id=12]

 

 

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *