A pesar del pedido y las protestas, 4000 productores ya cumplieron con su obligación tributaria

Casi 4.000 productores, en su mayoría pequeños y mediano, pagaron por anticipado el impuesto inmobiliario rural con los nuevos avalúos dispuestos por la Legislatura entrerriana, según reveló este sábado a EL HERALDO el titular de la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER), Marcelo Casaretto. El vencimiento del tributo es entre el 9 y el 12 de abril.

En un marco de tensión, muchos productores, incluso los legisladores del agro, en una actitud poco ejemplar, convocaban a no pagar el Impuesto Inmobiliario Rural, explicando que “este aumento nos parece una salvajada y es impagable, según la Sociedad Rural de Entre Ríos. Este pedido no fue escuchado por los productores, quienes se han acercado a las entidades bancarias pagando POR ADELANTADO sus impuestos.

Sobre el tractorazo y la rebelión fiscal anunciadas por la dirigencia rural, el funcionario consideró que quienes protestan «son los que tienen mayor capacidad contributiva y mayor poder de lobby».

«A nadie le es muy simpático pagar los impuestos, pero es absolutamente necesario para poder financiar las erogaciones del Estado», indicó. En ese sentido, referenció que «el marco normativo vigente, que es la ley 8672 del año 1992, establece la forma de calcular el impuesto para cada una de las 37 zonas agroecológicas. Se consideran los precios y las cantidades y producidas en los últimos cinco años». Por otro lado, «está vigente la ley 9330 del 2009, que estableció un calendario para la aplicación de los avalúos llegando al 100 por ciento en el 2012. Las dos leyes fueron aprobadas con la participación de las entidades agropecuarias, inclusive sentados en las bancas», aseguró.

 

El funcionario hizo notar que, «además de aplicar las leyes existentes, hubo algunos pedidos que hicieron las entidades al inicio de 2012. Por un lado revisar la metodología del cálculo que demanda la ley. Esto se hizo, se revisó en el ámbito del Ministerio de la Producción. Después pidieron mayores descuentos por pago del anticipo único y también se hizo».

Sobre esto último precisó que se les dio «un descuento de hasta el 15 por ciento para cada productor; un 5 por ciento al buen pagador que cumplió el año pasado; y un 10 por ciento al que pague en abril de 2012. En tercer lugar pidieron la corrección de las tablas en los tramos de evaluación fiscal, lo cual hicimos en febrero de este año por Ley 10.102. Esto es, los tres pedidos que hicieron las entidades del campo, efectivamente fueron contemplados por el gobierno».

Para ejemplificar, Casaretto hizo referencia a cuatro casos de boletas, uno en Gualeguay, uno de Gualeguaychú, uno en La Paz y uno en Paraná para tomar como referencia.

«En Gualeguay, por ejemplo, un campo de 950 hectáreas pagaría con estos avalúos 280.000 pesos anuales, esto es 294 pesos por año y por hectárea y 24 por mes por hectárea. En Gualeguaychú un campo de San Antonio de 673 hectáreas, da 23 pesos por hectárea por mes».

Continuando con los ejemplos, mencionó que «un campo de menor calidad en La Paz, da 6,59 pesos por mes por hectárea y otro campo en el departamento Paraná, en la zona de Espinillo, 5 pesos por hectárea por mes».

Entendió que «si pensamos en esta magnitud de tributación, de ninguna manera podemos hablar de que sea confiscatorio. Qué puede pensar un empleado común, de comercio; qué puede pensar un jubilado, que tiene que pagar los impuestos de su casa, de su auto, que paga mucho más que éste que es un sector de alta capacidad contributiva en el ámbito de la provincia de Entre Ríos», advirtió.

Para Casaretto, «pagar 24 pesos por mes por hectárea no me parece que sea de una magnitud exorbitante; o pagar 32 pesos por los que serían los mejores campos de la provincia no me parece que sea un tributo exorbitante. Por supuesto, si uno mira lo que se pagaba antes, era mucho menos».

«Gastábamos más en emitir la boleta y distribuirla en la provincia que lo que el Estado terminaba recaudando», aseguró y precisó que «el mínimo se llevó a 250 pesos por año, lo que dividido en los anticipos, daría algo así como 20 pesos por mes. Eso es lo que aumentó, en esa dimensión», aseguró.

Y agregó: «Lo otro tiene que ver, por un lado, con que con la renta que se obtiene por la producción, el campo está en una situación mucho mejor que cinco años atrás. Por eso no es lo mismo un campo ganadero, con la hacienda a tres pesos para el productor que con la hacienda a tres pesos. Naturalmente que si los precios de los productos suben, sube el impuesto. Pero si el año que viene los precios bajaran, bajaría el impuesto. O sea que el precio va a subir y va a bajar en función de la fluctuación de cada una de las actividades en cada una de las 37 zonas. Si un campo es para soja, si un campo es ganadero, si un campo es citrícola o de forestación, en función de esas características tenemos cuál es el impuesto que tiene que pagar».

Sobre el cumplimiento al pago del impuesto, destacó que hasta el 30 de marzo «hay 3.838 productores, sobre un total de 20.000 que hay en la provincia que pagaron anticipadamente el Impuesto Inmobiliario Rural. Se trata de pequeños productores, ya que pagaron un promedio 1.600 pesos de impuestos por cada uno de los anticipos. Entonces quienes no han pagado, son aquellos grandes productores que se escudan atrás de la Federación Agraria o de la Mesa de Enlace para no pagar».

Para referenciar, dijo que se trata de productores «con 500.000, 600.000 ó 700.000 para arriba que son los que tienen mayor capacidad contributiva, pero son los que tienen mayor poder de lobby para sacar las notas que están sacando en el Diario Clarín, en La Nación, Ámbito Financiero que repercute a nivel nacional, pero no explican lo que están pagando».

Aclaró que «muchos no viven en la provincia y los que viven en la provincia seguramente ya no viven en el campo sino que en la ciudad a pocas cuadras de las plazas. Lo que estamos viendo es que tal vez son los mismos productores que no han pagando los impuestos años anteriores, porque yo miro en el 2001 y el 68 por ciento de los productores pagaron, pero el 32 por ciento no pagó. Entonces, tal vez los que van a la asamblea son los que no pagaron el año pasado o el anterior y que los tenemos arriba del escritorio para mandarlos a Procuración Judicial».

Finalmente, señaló que quien «no pague esos anticipos va a ser intimado por la Administración Tributaria y si no lo hacen, van a ser llevados a procuración judicial».

 

Inmobiliario Rural: Pagos ingresados en banco

Fecha     Pagos       Importe $

26/3        493          718.928

27/3        690         1.202.849

28/3        761          1.522.973

29/3        918          1.528.136

30/3        976         1.267.047

Total       3.838         6.269.935

 

Promedio: $ 1.633,64 por productor. Esto demuestra que pagan los pequeños productores y los grandes son quienes especulan con el reclamo de las entidades

Los vencimientos son del 9 al 13 de abril. Los pagos recibidos son adelantados.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *