Adiós a los consorcios de viviendas

Son los emprendimientos que se llevan a cabo en Entre Ríos financiados por Nación que Cambiemos había cuestionado por su falta de controles. Frigerio anunció que “los únicos recursos del gobierno nacional para viviendas van a pasar por el IAPV”.

Rogelio Frigerio estuvo en Paraná y dio respuesta a una demanda que le venían planteando intendentes y legisladores entrerrianos de Cambiemos.  Participaron de la mesa de la conferencia los intendentes de Cambiemos, incluido Rafael Cavagna y Alfredo De Angeli, ex candidato a gobernador del sector.

En su anterior visita a la capital entrerriana, efectuada a principios de abril, el ministro del Interior se mostró sorprendido cuando intendentes y legisladores de su partido le informaron que el gobierno de Mauricio Macri seguía financiando los polémicos consorcios que en Entre Ríos manejan en muchos casos dirigentes del kirchnerismo y algunos hasta son sospechados de funcionar como una caja negra sin controles.

Ayer por la tarde, en una conferencia de prensa que ofreció en un hotel del Parque Urquiza, momentos antes de reunirse con los jefes comunales de Cambiemos, Frigerio confirmó que la Nación dejará de financiar a los consorcios de construcción de viviendas que en la provincia se impulsaron en la anterior gestión mediante el programa de Vivienda Rural y Aborigen del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, ejecutadas en Entre Ríos por el Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Unidad Ejecutora de Programas Especiales (UEPE).

“El cambio ya existió. Estamos trabajando con la provincia como nos pide el Presidente, como socios, como miembros de un mismo equipo, con los intendentes también. Pero a través de los cánones normales institucionales que en el caso de la provincia tiene que ver con el IAPV”, comentó.

Luego anunció que a partir de ahora “los únicos recursos del gobierno nacional para viviendas van a pasar por ahí. No va a haber otro canal a través del cual financiemos la construcción de viviendas en esta provincia. Los consorcios se terminan”.

El mecanismo venía siendo objetado por Cambiemos desde el año pasado, incluso antes del cambio de gobierno. Dirigentes radicales y macristas recibieron denuncias en toda la provincia de diversas irregularidades en la ejecución del programa, que revelaban defectos en las inspecciones técnicas de las obras y la ausencia de intervención de organismos de control tanto nacionales como provinciales sobre el destino de los millonarios fondos girados por la Nación.

Este último aspecto, que le daba a los emprendimientos condiciones propicias para que se conviertan en cajas negras de la política, y el hecho de que en la coordinación de esos consorcios habían quedado en la mayoría de los casos referentes políticos territoriales del Frente para la Victoria, habían abierto dudas sobre la continuidad del programa. Es que carecía de lógica que el gobierno de Macri siguiera sosteniendo emprendimientos sospechados de financiar la actividad política de algunos referentes territoriales del kirchnerismo en Entre Ríos que montaban, según habían denunciado algunos intendentes de Cambiemos, una suerte de municipios paralelos, mientras muchas
administraciones municipales seguían aguardando con paciencia algún auxilio financiero de Nación.

Sin embargo, tras aquella visita de Frigerio, se había anunciado la continuidad del plan. Ahora eso cambió y todos los recursos nacionales pasarán por el IAPV.

MARCHA. Antes de reunirse con los intendentes en un hotel del Parque Urquiza, Frigerio pasó por Casa de Gobierno, donde junto al secretario de Vivienda y Hábitat del gobierno nacional, Domingo Amaya y el gobernador Gustavo Bordet firmó un convenio para la construcción de viviendas en Entre Ríos (ver Pág. 3).
El ministro vio demorado su ingreso porque justo a esa hora, alrededor de las 18, la marcha de docentes y estudiantes por la educación pública y en reclamo de incrementos salariales y mayor presupuesto para las universidades nacionales rodeó la Casa de Gobierno en un momento de su camino a la Casa de la UNER, de calle Córdoba 475.

 

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *