Ana Gallay continúa buscando nuevos logros

La deportista nogoyaense continúa en la élite mundial. Junto a Azaad jugará el Grand Slam de Corrientes, un certamen histórico para el beach argentino. Ayer partieron a Venezuela, donde competirán por el Sudamericano.

Todo tiene un comienzo y el de ellos fue en estas tierras. Ella en Nogoyá y él en Cerrito, nacieron lejos de las playas que habitualmente son escenarios de competencias internacionales. Sin embargo llegaron. El sacrificio personal y el apoyo de los incondicionales de siempre, les permitieron llegar a las grandes ligas. Ana Gallay y Julián Azaad integrarán las duplas número uno de Argentina en el Grand Slam Mundial de Beach Volley que por primera vez se jugará en arenas nacionales.

En la tarde de ayer partieron rumbo a Venezuela y al regreso representarán al país en la fecha mundial que se realizará en Corrientes, del 22 al 26.

En la playa Los Canales de Puerto la Cruz el fin de semana jugarán por la sexta etapa del Circuito Sudamericano. La competencia continental le sienta particularmente bien a Gallay y su coequiper, la santafesina Virginia Zonta. En las cinco fechas anteriores estuvieron siempre presentes en el podio: “Nos está yendo muy bien aunque obviamente, con excepción de Brasil, no es el mejor nivel mundial. De todas formas competir es positivo y estamos mucho mejor que antes. Ojalá en esta fecha también se nos dé”, señaló la nogoyaense mientras esperaba el vuelo en Ezeiza.

Tras el nuevo compromiso por el Sudamericano, Gallay-Zonta afrontarán uno de los máximos desafíos de la temporada: “Estamos dentro del cuadro para el Grand Slam Mundial y vamos a jugar tres partidos con gente de muy alto nivel . Hemos entrenado mucho, pero sabemos que estamos unos escalones más abajo que países como Estados Unidos, Alemania o Brasil, que llevan muchos años compitiendo en el circuito mundial”.

La dupla argentina número uno de las mujeres apenas pudo dar el presente en dos fechas en 2012 y ahora el objetivo es: “Jugar todo lo que se pueda del Tour Mundial. Lo cierto es que nosotras entrenamos un montón, pero sin este tipo de competencias es difícil mejorar. Este año vamos a tener esa posibilidad y las expectativas son las mejores”.

Gallay por su parte subrayó: “Nosotros nos fuimos de nuestra provincia en busca de un objetivo. Pusimos de nuestro esfuerzo y lo logramos. Hoy Julián también llegó a ser dupla número uno y que dos entrerrianos estén en este lugar demuestra que la formación en el circuito provincial sirve y mucho. Hay que perseguir el sueño y meter toda la pila”.

«Agradezco al municipio de Nogoyá, a Fundación Esperanza y al gobierno provincial porque gracias a su ayuda puedo vivir en Mar del Plata para entrenar», subrayó Ana Gallay.

Al momento de la comunicación telefónica Julián ya estaba arriba del avión, a punto de partir. Si bien tenía la mente puesta en los juegos por el Sudamericano, no pudo ocultar su entusiasmo por el Grand Slam: “Es la primera vez que vamos a jugar una competencia de ese nivel en Argentina. Las expectativas son las mejores. Estamos seguros del trabajo que venimos haciendo y tenemos confianza”.

En 2012 Azaad formó parte de la dupla que compitió en Brasilia por la qualy del Circuito Mundial, pero aquella experiencia lejos está de asemejarse al compromiso que se viene: “Estar en el Grand Slam de Corrientes va a ser un orgullo porque es histórico para el beach volley argentino. Espero que podamos ganar y darle una alegría grande a los que siguen este deporte”.

Tanto Julián como Ana actualmente viven en Mar del Plata, ciudad donde entrena el seleccionado argentino. Pero en Cerrito Azaad tiene puesto su corazón en Unión Agrarios, equipo de vóleibol que debutó recientemente en el Torneo Tres Provincias. Sus compañeros ya planificaron el viaje a Corrientes para darle aliento: “Me parece lógico que vayan porque es una oportunidad histórica para el vóley nacional. Es difícil que Argentina vuelva a ser sede de un Grand Slam”.

En lo personal Julián va a estar feliz de recibir el apoyo de sus amigos: “Así como me gusta ir cada dos por tres a verlos, me encantaría que estén. Sería muy lindo sentir el aguante desde afuera”.

Los dos coincidieron en el orgullo que sienten por haber llevado a Entre Ríos a la élite mundial. “Siento alegría, orgullo y agradecimiento a la gente de nuestro pueblo que siempre nos ayudó. Pero además esto es resultado del sacrificio que pusimos y de haber tomado la decisión de dejar todo por el deporte. Que Ana haya llegado a los Juegos Olímpicos no fue casualidad. Hoy una entrerriana es la mejor del país y eso es un orgullo”, reflexionó Julián.

Fuente: Ovación/Diario Uno.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *