Banda narco rosarina cayó en Entre Ríos por envío de droga

Banda narco. La investigación por una encomienda de droga detectada en la ruta 14, condujo a «La Colorada» Villalba y a un ladrón prófugo.

Banda narco rosarina cayó en Entre Ríos por envío de droga. Marcela Adelina Villalba ha dejado su sello en la opulenta historia narcocriminal de la ciudad de Rosario y recibió una condena por integrar una banda dedicada a la fabricación, distribución y venta de cocaína. Ahora, la mujer más conocida como La Colorada, volvió a caer junto a tres cómplices por una encomienda con marihuana que fue detectada en Entre Ríos. El juez federal de Concepción del Uruguay, Pablo Seró, los procesó a todos por narcotráfico y esta semana la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná confirmó la resolución.

Luego de cumplir su condena a seis años y ocho meses de prisión, Villalba estaba residiendo en su casa de la zona oeste de Rosario y trabajaba como cocinera en un “club de comidas”. Pero al parecer, continuaba con su antigua empresa delictiva. El 28 de junio, la Gendarmería desplegó un operativo de control en la autovía nacional 14 y su intersección con la ruta 18, a la altura de Colonia Yeruá, Departamento Concordia. Detuvieron la marcha de un vehículo de transporte de la empresa Vía Cargo. Al efectuar una revisión, les llamó la atención una serie de bultos que iban como encomiendas. Pasaron el perro detector de drogas sobre los mismos y reaccionó de manera exaltada sobre esos paquetes, clásico signo que evidencia la presencia de drogas. En la encomienda figuraba como remitente Alberto A., y provenía de la localidad de Puerto Esperanza, provincia de Misiones. Como destinatario aparecía el nombre de Axel F., con destino final la ciudad de Rosario (Santa Fe).

El Juzgado Federal de Concepción ordenó la apertura de los bultos y así constataron que en su interior había 20 kilos y medio de marihuana, distribuidos en 28 paquetes rectangulares envueltos con nailon transparente y papel metalizado. A raíz de ello, se ordenó la entrega vigilada hasta destino. Pero iba a pasar más de un mes hasta que los sospechosos fueran a retirar la encomienda. El 5 de agosto se presentaron dos mujeres en la oficina de Vía Cargo, ubicada en 9 de Julio 2377 de Rosario. Con el número de guía correspondiente, Patricia Nancy Espejo y Daiana Soledad Esther Ibarra retiraron los bultos. En ese momento fueron abordadas por los gendarmes, que las identificaron y detuvieron en el acto. Pero el procedimiento no iba a terminar allí.

Efectivos de Gendarmería Nacional habían advertido que esas dos mujeres bajaron de una camioneta Toyota Hilux blanca, y que el rodado permanecía circulando en las inmediaciones del lugar, esperado el cargamento. Pero los ocupantes de ese vehículo también se dieron cuenta de que los estaban vigilando, e intentaron escapar. Por esto, iniciaron una persecución que terminó con un choque en la esquina de Rodríguez y Rioja: la camioneta impactó con un auto Fiat Siena, cuyo conductor resultó lesionado. Tras la colisión, los gendarmes apresaron a los otros dos sospechosos: Leonardo José Laserna, quien iba como conductor, y Marcela Villalba, su acompañante.

Laserna fue noticia en abril de 2019, cuando se fugó corriendo de la cárcel de Coronda, mientras realizaba tareas laborales en el sector de granja en el marco de una condena por robo, más precisamente, por integrar una banda de piratas del asfalto, y cayó tras un atraco a una camioneta proveniente de La Salada, en la ruta nacional 34. Estuvo prófugo hasta ese miércoles accidentado en Rosario, y luego lo trasladaron a Concepción del Uruguay.

Espejo, Ibarra, Laserna y Villalba fueron procesados por coautores el delito de transporte de estupefacientes agravado por la participación de tres o más personas en forma organizada. Los abogados defensores presentaron un recurso de apelación, pero sus argumentos contra la resolución del juez Seró tanto sobre el delito cometido por los acusados como en torno a la prisión preventiva dictada para los cuatro, fueron desechados. De este modo, los camaristas Beatriz Aranguren, Mateo Busaniche y Cintia Gómez confirmaron el procesamiento y La Colorada (junto a sus cómplices) marcha a un nuevo juicio por narcotráfico, esta vez en Entre Ríos.

Asimismo, instaron al Juzgado Federal a que profundice la investigación para dar con el paradero de las personas que figuran como remitente y destinatario de la encomienda secuestrada.

La experiencia de Villalba

Según el informe del Registro Nacional de Reincidencia, Villalba ha sido procesada en abril de 2011, octubre de 2012 y febrero de 2013 por los delitos de transporte y comercialización de estupefacientes, y tenencia ilegítima de armas de fuego de guerra respectivamente. El 30 de marzo de 2017 fue condenada a seis años y ocho meses de prisión por Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y de Preparación de sustancias estupefacientes, agravadas por la intervención organizada de tres o más personas.

El diario La Capital informó en 2013 sobre la investigación instruida en el Juzgado Federal a cargo de Carlos Vera Barros, y los procedimientos que desbarataron la organización que se desplegaba no solo en Rosario sino también en otras ciudades de la provincia de Santa Fe, como Villa Gobernador Gálvez, Granadero Baigorria, Cañada de Gómez, Correa y Coronda. La Colorada era la mano derecha del jefe de la banda, Leonardo Popea, y junto al expolicía Sergio Fernando Abecasis tenían una cocina de cocaína. En los allanamientos (lo llamaron operativo Otoño Blanco), les incautaron 29 kilos de cocaína, 3,6 kilos de marihuana, 100 kilos de sustancias para estirar la cocaína (lidocaína, xilocaína y cafeína), 57 litros de precursores químicos (acetona y ácido sulfúrico), tres autos y dos motos.

Otro detenido de la banda que operaba desde la Unidad Penal 7

En horas de la mañana de ayer, personal policial de la División Toxicología de la Jefatura Departamental Gualeguay, con colaboración de los grupos de élite y otras áreas operativas, realizó tres procedimientos en la ciudad de Gualeguaychú, donde secuestraron elementos de interés para la causa. Las requisas se desprenden de los allanamientos realizados el viernes 9 de octubre en la ciudad de Gualeguay, en el marco de una investigación que logró desbaratar una banda narco que adquiría drogas por encomiendas y la distribuía en la ciudad. Entre los implicados están tres presos y un policía de Investigaciones.

El expediente se instruye en el Juzgado Federal de Paraná, a cargo de Leandro Ríos. Los allanamientos de la Policía provincial permitieron la detención de un hombre, sospechado de ser cómplice de la banda gualeya. Además, identificaron a otras seis personas y secuestraron una importante cantidad de dinero en efectivo, en moneda nacional y extranjera, una camioneta, elementos informáticos, celulares, armas de fuego, cartuchería y elementos de fraccionamiento de drogas, entre otros objetos que fueron puestos a disposición de la Justicia. Los otros imputados ya fueron indagados y se aguarda por su procesamiento.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *