Buscan habilitar los productos de la Agricultura Familiar

El delegado provincial de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación, Arturo Casalongue junto a la capacitadora y asesora técnica en quesos del organismo, Sandra Zitelli, mantuvieron una reunión con el Director General del Instituto de Control de Alimentación y Bromatología (ICAB), Pablo Basso. 

Durante el encuentro los funcionarios acordaron desarrollar actividades en conjunto con el fin de que los pequeños productores puedan ingresar a la economía formal y habilitar sus productos para agregarles valor.

El coordinador de la Delegación Entre Ríos manifestó la urgente necesidad que tienen los agricultores familiares de ampliar sus canales de comercialización y que uno de los requisitos indispensables para poder llevarlo a cabo es la habilitación correspondiente. “De esta manera intentamos subsanar las políticas erróneas de los años `90 que favorecían a las grandes cadenas comerciales y causaron serios daños en el sector”, explicó Casalongue.

En ese sentido, la bioquímica y magister en ciencia y tecnología de los alimentos, Zitelli, comentó las actividades que se desarrollan en los diferentes territorios donde trabaja la Subsecretaría dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. En especial hizo hincapié en los controles y capacitaciones en seguridad alimentaria que hace el organismo en los departamentos Tala y Nogoyá con los productores tamberos-queseros.

En consecuencia, el Director del ICAB dejó en claro las intenciones que tiene el Instituto de trabajar tanto con los agricultores familiares como con los micro emprendedores. Asimismo, manifestó que una de las posibilidades es hacer una habilitación en conjunto de los productores, y aunar esfuerzos en los controles tanto de los técnicos del ICAB como los que trabajan dentro de la Subsecretaría.

Por otro lado, comentó sobre trabajos que vienen realizando junto a establecimientos universitarios en cuestiones nutricionales. En ese sentido, instó a que los agricultores familiares puedan participar del programa y lograr así alimentos más seguros y saludables.

Por último, Casalongue detalló la labor que realiza la Subsecretaría en la apertura de nuevos canales de comercialización como son las ferias francas y la participación de los productores en eventos y exposiciones provinciales. “La habilitación de bromatología es un paso esencial en la comercialización y es lo que construirá una real democratización del acceso a los alimentos”, subrayó el coordinador.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *