Cada vez más entrerrianos pueden cambiar el auto o comprar un 0 Km

En los registros del automotor se realizan cantidades históricas de patentamientos de vehículos nuevos y transferencias de usados. A la hora de las opciones, los modelos elegidos ya no son los mismos que en otros años: los autos base fueron perdiendo participación en el total frente a otros con mayores prestaciones.

En septiembre se produjeron 11.827 inscripciones de patentamientos de unidades 0 kilómetro y transferencias de usados en los registros automotores habilitados en el territorio provincial. Considerando los 21 días hábiles que tiene ese mes, son 23,46 las operaciones realizadas cada hora: una cada dos minutos y medio.
Al igual que lo que ocurre en el resto del país, en los primeros meses del año la industria automotriz muestra cifras que son la envidia de otras actividades. Esta suerte de boom viene acompañado de dos cambios históricos para el sector.
Por un lado, son cada vez más amplias las posibilidades de la gente de llegar al primer vehículo o renovar el que ya tienen. A diferencia de otro tipo de bienes, el precio de los coches se abarató en términos de cantidad de sueldos promedio y, a la vez, hay cada vez más alternativas de financiamiento.
Además, las opciones de compra muestran que los modelos elegidos ya no son los mismos que en otros años: los autos base o de entrada de gama fueron perdiendo participación en el total, en pos de otros con mayores prestaciones.
Sorpresa. La tendencia alcista del mercado automotor entrerriano no es novedad, pero aún así los datos no dejan de sorprender, más si se tiene en cuenta que, por ejemplo, en 2002 se patentaron en la provincia solamente 1.661 unidades en todo el año. Hoy, esa cantidad de trámites se realiza en un par de días.
Según los registros de la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara), en Entre Ríos se contabilizaron en septiembre 6.622 transferencias de vehículos usados, 2.415 patentamientos de automóviles 0 kilómetro y 2.790 patentamientos de motovehículos 0 kilómetro.
Las cifras son las más altas del año para los tres rubros y se encaminan a superar la marca histórica registrada en 2012. En el rubro automóviles 0 kilómetro, la evolución del año indica hasta septiembre 20.437 patentamientos, es decir un 6,28% más que los que se contabilizaron a la misma fecha el año pasado. En el segmento de autos usados, ese crecimiento alcanza al 8,66% y en el patentamiento de motos nuevas la cifra llega al 3,7%.
Por qué. A las explicaciones de la expansión del sector la encuentran los analistas, esencialmente, en el crecimiento de la economía y en la política de ingresos. Pero también señalan que las automotrices supieron aprovechar el momento, ya que se mantuvieron dinámicas en cuanto a ampliación de oferta. Uno de los factores que le viene dando gran impulso a la actividad es que, por ejemplo, sistemáticamente los precios de los vehículos a lo largo de estos años han evolucionado muy por debajo de la inflación y de las subas salariales.
Según la consultora Abeceb.com, la relación “precios-salarios” se achicó año a año. Por ejemplo, para acceder a un 0 kilómetro de valor intermedio, equivalente a unos $150.000 de hoy en día, se requerían unos 20 sueldos en 2009, unos 17 en 2011 y actualmente solamente 15. Ahora, se precisa un 30% menos de ingresos que hace cuatro años. Pero esto no es todo: si la comparación se realiza con un modelo de entrada de gama, cuya cotización es de entre $60.000 y $70.000, la cantidad de salarios se reduce aun más. En el caso del VW Gol, por ejemplo, esa relación bajó de casi 13 sueldos en 2010 a unos 8,9 en la actualidad.
En cuotas. La posibilidad de comprar un 0 kilómetro en cuotas con un interés incluso por debajo de la inflación también contribuye a este boom de ventas, que parece no detenerse.
De acuerdo con un informe de Acara, cuatro de cada 10 vehículos adquiridos fueron comprados con algún tipo de crédito, tanto en el segmento de los llamados livianos como en el de vehículos pesados. En concreto, de las 670.000 unidades patentadas en todo el país a la fecha, unas 280.000 fueron vendidas a plazo, en cuotas pesificadas.
En cuanto a las opciones elegidas, casi el 40% se realiza a través de los planes de ahorro propuestos por las automotrices, el 30% vía el brazo financiero de las terminales y el resto con créditos bancarios.
Más caros. El incremento en las ventas de autos fue, a su vez, modelando otros cambios en el mercado, como el del mayor protagonismo de los vehículos más caros por sobre los de entrada de gama.
En la última década, los autos más baratos eran los que venían moviendo la aguja del sector. Así, el 65% de los patentamientos correspondieron a los autos del llamado “segmento B”. En 2013, sin embargo, se está manifestando un cambio importante en este sentido.
De acuerdo con las cifras de patentamientos de los primeros siete meses del año, el repunte en la comercialización muestra otro dato sorprendente: el alza en los vehículos base ha sido del 2,2%, muy por debajo de los de gama media que llegaron a un 14% y de los de alta gama que treparon al 22%.

No sólo autos
En agosto, el consumo privado registró un importante avance.
Las ventas en centros de compras (shoppings) fueron de $2.091 millones, al incrementarse 35,8% en los últimos 12 meses.
La facturación de los supermercados ascendió a $11.259 millones, un 27,3% de suba interanual.
La salida de turistas argentinos al exterior a través del aeropuerto internacional de Ezeiza fue de 199.331 pasajeros, contra 185.568 pasajeros de agosto del año pasado. En 2006, cuando el salario empezaba a recuperarse de la crisis de la convertibilidad, viajaban 97.000 personas.
El Impuesto al Valor Agregado (IVA), gravamen que refleja el desempeño de las compras en el mercado interno, sumó $22.341 millones, un 32,1% de alza.

Fuente: El Diario

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *