Con gran éxito la Compañía Municipal de Teatro La Fábrica presentó “Parpentina”

El pasado domingo, en las instalaciones de Asociación Cultural Nogoyá, la Compañía Municipal de teatro “La Fábrica” presentó la obra “Parpentina” de Alberto Borla, con la dirección de Adolfo Recchia y las actuaciones de Daniel Albornoz, Hilda Ronchi y Norma Espiñeira. Como era de esperar, el espectáculo se brindó a la sala llena con un público que aplaudió de pié.

La obra dirigida por Recchia, logró emocionar a los presentes con historias verdaderamente sensacionales de personajes que a pesar de pertenecer a dos sectores diferentes de la sociedad, la vida los une en la miseria del querer “ser”, y no poder. Con una narrativa más ligada al grotesco, el grupo logró cautivar a sus espectadores.

A medida que avanzaba la obra, los protagonistas iban adquiriendo un brillo particular en cada una de sus intervenciones, dando muestra de una gran paleta de recursos escénicos; del humor a la angustia, de la soledad a la ternura, y de ahí, al punto límite que generó el quiebre de estos tres personajes golpeados por la vida.

Con muy buena repercusión y una excelente respuesta del público, Parpentina se posicionó como el segundo éxito de La Fábrica en el año, luego de la impactante obra Soledades. El aplauso del público fue, la mejor demostración del reconocimiento a la trayectoria de una compañía que sigue apostando al arte escénico, de manera cada vez más comprometida.

La obra
Parpentina es una comedia dramática que cuenta la historia, acerca de un hombre de alma gris, viudo, desempleado, sin ilusiones, que la vida le dio un par de reveces, y como consecuencia a esa situación decide quitarse la vida.

El viejo balcón de una pensión es el lugar que ha elegido para llevar a cabo esa trágica idea. La dueña de la pensión, Victoria (Hilda Ronchi), cambia su vida, y en esa hora de lucha entre el existir y el no ser, se descubrirá así misma en una inesperada oportunidad que le brinda el destino al intentar, por todos los medios, hacer desistir a Santiago de aquella ocurrencia, cambiando radicalmente su actitud y ofreciéndole lo que sea necesario para que abandone esa intención.

Victoria logra cumplir con la voluntad de Santiago (Daniel Albornoz), de que se presente en la pensión para disuadirlo, una actriz de telenovelas, Irene Lafinur (Norma Espiñeira), quien pretende sacar rédito propio de los hechos y conseguir un nuevo contrato para protagonizar una tira en televisión, dado que su carrera está de regreso y al borde de la decadencia.

La actriz se une a Santiago y Victoria en esta lucha entre la vida y la muerte. Los tres personajes se encuentran atrapados en esa dicotomía. Ellos apenas se conocen, son muy distintos entre sí, sin embargo los une la absoluta necesidad de amor y reconocimiento.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *