Concordia: dos detenidos por el crimen del cosechero

Por el homicidio del cosechero en Concordia quedaron detenidos un muchacho de 20 años y otro menor de edad.

Tras una serie de allanamientos, la Policía logró ejercer la presión suficiente para que los dos sospechosos de cometer el asesinato de Nicolás Rodrigo Cáceres de 20 años ocurrido el sábado en Concordia se entregaran ante la fiscalía.

El trabajo policial dio sus frutos en forma inmediata, ya que en dos operativos lograron secuestrar teléfonos y otros elementos que serán peritados en los próximos días.

Según se informó desde la Policía , el hecho ocurrió alrededor de las 22.45 del sábado. Un llamado telefónico alertó a la Policía sobre la presencia del joven malherido en la placita del barrio Parque, y el personal de la comisaría séptima se constituyó en el lugar, ubicado en Germán Abdala y Rívoli. Al llegar, hallaron a un muchacho lesionado en el suelo, ensangrentado, con evidentes signos de haber sufrido una agresión. Inmediatamente llamaron a una ambulancia y el joven fue trasladado hacia el hospital Masvernat.

Los médicos de la Guardia constataron que presentaba una herida de arma blanca en el tórax, por lo que fue intervenido quirúrgicamente.

El joven fue identificado como Nicolás Rodrigo Cáceres, de 20 años, quien trabajaba como cosechero del arándano.

Mientras, el personal de la División Investigaciones de la Jefatura Departamental se hizo cargo de la investigación del hecho, bajo directivas del fiscal Francisco Azcué y el jefe Departamental, Jorge Cancio.

En el lugar del hecho intervino el personal de la División Criminalística. Se levantaron distintos rastros y encontraron el celular y el gorro de la víctima. En este sentido, se indicó que si bien aún no se conoce el móvil del crimen, en principio se descartaría el robo como trasfondo del ataque mortal.

Indagatoria

Por el homicidio fue detenido un muchacho de 20 años y otro menor de edad. Ambos no son conocidos en el ambiente policial. El mayor quedó alojado en la Alcaidía y el menor en Minoridad. Este martes serían indagados por el fiscal que luego, en caso de tener las pruebas suficientes les imputará el delito de homicidio simple que contempla una pena mínima que va de ocho a 25 años de prisión.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *