Consejos para evitar accidentes con el monóxido de carbono

La mayoría de los accidentes causados por envenenamiento por monóxido de carbono (CO) se producen en los hogares y están relacionados a nuestras actividades diarias como cocinar y usar la calefacción. Ya que, el CO es un gas «invisible y silencioso», sus características no nos permiten, en muchos casos, que nos demos cuenta del peligro que éste presenta, resultando enenvenenamiento por inhalación en cuestión de minutos.

De hecho, el CO es la causa más común de muerte por envenenamiento en los EE.UU. Los envenenamientos no intencionales a causa del CO resultan en 500 muertes y 15,000 visitas a las salas de emergencia cada año.

Ya que sabemos que los envenenamientos causados por el monóxido de carbono se producen principalmente en nuestros hogares, es de vital importancia prevenir aquellos riesgos que puedan afectar la salud de nuestra familia.

¿Cuáles son los síntomas de envenenamiento con el monóxido de CO?

Para la mayoría de las personas, las primeras señales de exposición a concentraciones bajas de CO incluyen ligeros dolores de cabeza y falta de aliento cuando se hacen ejercicios moderados. La exposición continua puede producir síntomas de gripe, incluidos dolores de cabeza más fuertes, mareos, cansancio, náuseas, confusión, irritabilidad y pensamiento confuso, falta de memoria y coordinación. Al CO le llaman «el asesino silencioso» porque si uno no presta atención a estas primeras señales, la persona puede perder la conciencia y la capacidad de salir del peligro.

La persona puede no tener síntomas y lo mismo estar expuesta a niveles peligrosos de CO. Respirar concentraciones bajas de CO puede no resultar en síntomas obvios de envenenamiento por CO, pero lo mismo esta baja exposición puede causar daños a la salud en el largo plazo, aún después de que se haya eliminado la fuente de CO. Estos efectos incluyen daños neurológicos a largo plazo, por ejemplo dificultad para aprender y retener datos en la memoria, efectos emocionales y de personalidad, y trastornos sensoriales y motores.

Cuáles son los factores ambientales que pueden producir monóxido de carbono?

Se produce cada vez que se enciende algún combustible como gas natural, gas propano, gasolina, petróleo, queroseno, madera o carbón. Entre los generadores de CO se cuentan automóviles, lanchas, motores a gasolina, cocinas y sistemas de calefacción. El CO proveniente de estas fuentes puede acumularse en lugares cerrados o semicerrados.

¿Cómo podemos evitar el envenenamiento por monóxido de carbono (CO)?

Instale alarmas de CO cerca de los dormitorios.

Verifique todos los años los sistemas de calefacción y los aparatos que queman combustible.

Esté alerta a posibles signos de envenenamiento por CO.

Mantenga los aparatos de gas correctamente calibrados.

Cuando tenga que reemplazar un calefactor sin ventilación, considere la posibilidad de comprar otro con ventilación.

Empleé el combustible correcto en calefactores de queroseno.

Instale y utilice un extractor de aire sobre las cocinas de gas.

Abra el conducto de humos cuando use la chimenea.

Elija estufas a leña del tamaño correcto que cumplan con las reglas de emisiones certificadas por la EPA.

Verifique que las puertas de la estufa a leña cierren bien.

Haga inspeccionar y limpiar todos los años su sistema de calefacción y su chimenea por un técnico calificado.

Cerciórese de que todos los aparatos interiores que queman combustible estén en buen estado y tengan la ventilación adecuada.

Use generadores portátiles afuera y lejos de los edificios. Nunca los use en balcones ni cerca de puertas, ventanas o tomas de aire. Nunca use un generador portátil cerca de donde duermen usted o su familia.

Los calefactores de propano o de otros tipos de combustible deben ventilar hacia afuera.

Evite el uso de aparatos de combustión sin ventilación.

Nunca queme combustible en ambientes interiores, excepto en cocinas o calderas fabricadas para usar sin riesgo.

Nunca deje el automóvil en marcha en el garaje, ni siquiera con la puerta del garaje abierta al exterior.

Nunca use una parrilla de carbón en interiores, ni siquiera en la chimenea.

Nunca caliente su casa con un horno de gas.

¿Qué debe hacer si presenta síntomas que le parece podrían ser de envenenamiento por monóxido de carbono (CO)?

Si usted siente síntomas que le parece podrían ser de envenenamiento por CO

Consiga aire fresco inmediatamente. Abra puertas y ventanas y apague estufas, hornos, calentadores y aparatos de ese tipo, y salga de la casa.

Llame inmediatamente a un centro de control de venenos, al 1-800-222-1222. Los expertos que allí trabajan le dirán si debe buscar atención médica.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *