El cura Juan Diego no cumplió con el arresto domiciliario

El ex cura párroco de Lucas González, Juan Diego Escobar Gaviria, nunca se internó en la casa religiosa Padre Lamy de Oro Verde, tal como lo había dispuesto el camarista Arturo Dumón, del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú, por lo cual debía cumplir arresto domiciliario.

La ausencia del sacerdote denunciado por abusos a menores fue comprobada anoche por una comisión policial enviada desde la Justicia de Nogoyá, según publica Análisis Digital. Si bien casi en horas de la medianoche el cura se presentó en la comisaría de Oro Verde, porque se había enterado de la presencia policial en la zona, nunca dejó aclarado por qué no estaba en la casa religiosa ni dónde se encontraba. Cabe recordar que el garante de su arresto es el propio arzobispo de Paraná, monseñor Juan Puíggari. Hoy habrá una audiencia en Tribunales de Nogoyá y se buscará rever la decisión de Dumón.

El caso del cura abusador Juan Diego Escobar Gaviria sigue sumando capítulos a su historia. Anoche, una comisión policial enviada por la justicia desde la Jefatura Departamental de Nogoyá pudo comprobar que el ex párroco de Lucas González denunciado por “corrupción de menores” nunca ingresó a la Casa Pedro Lamy, que depende del Arzobispado de Paraná. El único morador que había en el lugar era el casero y quedó asentado en el acta policial que, pese a la decisión del camarista de Gualeguaychú, Arturo Exequiel Dumón, el sacerdote colombiano jamás dio cumplimiento al arresto domiciliario en dicho establecimiento religioso.

Lo anecdótico del hecho es que el cura ni sus abogados defensores nunca informaron a la justicia dónde estaba cumpliendo arresto domiciliario. No obstante, anoche, cerca de las 23, el ex párroco se presentó a la Comisaría de Oro Verde para preguntar por qué había tanto movimiento policial en inmediaciones a la Casa Pedro Lamy, pero nadie le respondió. Al parecer, el cura fue avisado de la presencia de la comisión policial en la casa religiosa y por ende concurrió raudamente a mostrarse ante el puesto de turno de la fuerza en Oro Verde, como dando a entender que él se encontraba en el lugar religioso. Lo hizo acompañado de dos abogados.

Los policías de Nogoyá confeccionaron un acta, donde quedó constancia que el cura no se encontraba en la Casa Pedro Lamy y que el único morador era el casero. El citado individuo aclaró incluso, ante una pregunta concreta, que al cura Escobar Gaviria no lo veía desde la semana pasada, en que estuvo allí, hasta que fue ordenada su detención en la cárcel de Victoria.

Pudo saberse también que la justicia de Gualeguaychú cometió algunos errores muy marcados. Entre ellos, el ordenar que el cura saliera directamente hacia Oro Verde, acompañado por sus abogados y que no pasara por la cárcel de Victoria, para dejar asentada su salida y que fuera el propio personal penitenciario quien lo trasladara.

Este jueves, tanto el juez de Garantías y Transición, Gustavo Acosta y el fiscal Federico Uriburu, harán una audiencia, a la que están citados los abogados defensores del cura y el mismo imputado. Allí le pedirán explicaciones a los letrados sobre dónde estuvo cumpliendo arresto domiciliario Escobar Gaviria, entre el martes y el miércoles. A la vez, exigirán que se advierta de la situación al arzobispo de Paraná, monseñor Juan Puíggari, puesto que fue propuesto como garante del cumplimiento de la medida judicial, a propuesta del abogado defensor Milton Urrutia. Tanto Acosta como Uriburu verían la posibilidad de que el cura vuelva a la cárcel de Victoria, al no existir suficientes garantías para el cumplimiento del arresto.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *