Declararon Lázaro Baez y el hijo de Perez Gadín

El empresario detenido volvió a los tribunales de Comodoro Py para prestar declaración ante el juez Sergio Torres como testigo en la causa que investiga al ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray. Sebastián Pérez Gadin, en tanto, fue indagado por el juez Casanello.

El empresario Lázaro Báez, que se encuentra detenido en el penal de Ezeiza, volvió hoy a los tribunales Comodoro Py para declarar como testigo en la causa en la que se investiga al ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, por supuesto enriquecimiento ilícito.

Báez fue trasladado desde la unidad penitenciaria, donde fue alojado ayer tras su detención en el marco de la causa denominada mediáticamente «ruta de dinero K», para declarar ante el juez federal Sergio Torres, que tomó la decisión de citarlo luego de que declarara en los medios que Echegaray no podía explicar su patrimonio.

Por otra parte, el juez Sebastián Casanello, que ordenó la captura de Báez, continuó con la ronda de indagatorias: hoy fue el turno de Sebastián Ariel Pérez Gadin, el hijo de Daniel Pérez Gadín, el contador del titular de Austral Construcciones, que ayer también pasó por tribunales junto al propio Báez, su hijo Martín, Walter Zanzot (dueño de la empresa Top Air ) y César Augusto Fernández, dueño de la financiera SGI, conocida como La Rosadita. Todos ellos se negaron a declarar.

El único que lo hizo fue el financista Federico Elaskar, que negó haber realizado operaciones sospechosas. Báez simplemente presentó un escrito en el que admitió que los millones de dólares que se ven en los videos de La Rosadita eran suyos, que los obtuvo de manera lícita a través de la venta de inmuebles y pidió su excarcelación. Casanello se la negó argumentando que tiene capacidad económica y lazos internacionales como para fugarse.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *