Después de esperar por años, Concordia implementará la tarjeta SUBE

Es una de las únicas ciudades de la provincia que todavía utiliza el sistema de pago con dinero. Con el comienzo del nuevo año llega la innovación que fue anunciada en 2018, pero que no se concretó.

Hace dos años, integrantes del gabinete de la intendencia de Concordia anunciaron la llegada del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) a la ciudad. Con esa novedad, saldarían una deuda pendiente con los usuarios de las 9 líneas del transporte público. Pero algo pasó, a pesar de haber hecho entregas masivas de tarjetas de manera gratuita, de haber entregado las máquinas a los propietarios de cada empresa y de haberlas colocado en las unidades, todo quedó en la nada.

La idea comenzó a gestarse en 2016, con las primeras acciones que partieron desde el Concejo Deliberante como iniciativa de quien fuera representante del Frente de Todos, Alberto Zadoyko. Fueron más de 4 años de trámites, reuniones, anuncios, entregas y postergaciones, pero ahora todo parece indicar que darán pasos hacia adelante y que el 2021 significará la concreción de lo que fue tantas veces postergado. Mientras tanto, los choferes siguen cumpliendo con la tarea de cortar boleto y dar cambio, y los pasajeros deben ponerse a tiro para tener los billetes necesarios en cada actualización de precio del pasaje.

La transición -aseguran- no será sencilla ni inmediata. Durante al menos 3 meses habrá un «sistema doble», de cobro en efectivo y utilización de la tarjeta hasta que todos los usuarios cuenten con una SUBE. Las empresas, que en un principio habían presentado problemas y tenían reparos para aplicarla, ahora deberán mantenerse actualizadas, cumplir con los requisitos de cada pedido hecho por las autoridades y responder a las formalidades que se exigen, de lo contrario perderán los subsidios y beneficios que son entregados por autoridades del gobierno nacional.

Máquinas codificadas y estructura preparada

A poco tiempo de llevar adelante la puesta en funcionamiento de las lectoras y de la plena utilización de las tarjetas, Fernando Rouger, coordinador del sistema en Concordia, habló con Mirador Entre Ríos y contó qué sucederá en la ciudad.

«Las máquinas llegaron hace dos años y medio. Por cuestiones administrativas, de papeles y cuestiones de las empresas no pudimos implementar el sistema, pero retomamos los trámites hace 3 meses y los estamos terminando. La semana pasada viajé a Buenos Aires y volví con las máquinas codificadas, porque con el paso del tiempo se habían decodificado, y ya se las dimos nuevamente a las empresas de transporte para que las instalen en las unidades», aseguró.

Sobre la demora que se produjo y la pausa entre lo que sucedió hace dos años y los anuncios actuales, explicó: «Algunas empresas no tenían cuenta bancaria o no cumplían con los requisitos de manera completa y por eso no pudimos hacer la puesta en funcionamiento en 2018. Ahora regularizamos la situación de todas las líneas y estamos en condiciones de dar inauguración al uso de las tarjetas. Ya terminamos el trámite administrativo y queda en poder del Ministerio de Transporte de la Nación la puesta en funciones, que ojalá sea lo más rápido posible para que tanto los usuarios como los empresarios puedan empezar a tener los beneficios que trae el uso del sistema».

Aunque desde las empresas lograron actualizarse y todo indica que en poco tiempo la gente dejará de usar su dinero en efectivo para viajar, Rouger prefiere la cautela y admite que «no será inmediato todo igual, primero utilizaremos un sistema mixto», y detalla: «Durante 3 meses se trabajará con el boleto de papel y con la tarjeta, pero pasados esos 90 días ya los viajes se harán únicamente con la tarjeta SUBE. A ese período lo tomaremos como adaptación, de los pasajeros, de los choferes y de las unidades, pero una vez transcurrido ese plazo ya todo estará preparado para finalmente erradicar el intercambio de dinero en los colectivos».

Además de la preparación de unidades de transporte y de la puesta en conocimiento de quienes utilizan los servicios prestados por las empresas, también debieron hacer obras para tener oficinas y espacios adecuados al cumplimiento de los requisitos que deben cumplir a nivel nacional. «Hicimos arreglos en una oficina que servirá para que las personas hagan el trámite necesario para sacar su tarjeta personal, tanto como para consultas. Además instalamos las TAS, que son las terminales automáticas para la carga de SUBE, en donde las personas podrán hacer su recarga con el celular u otro tipo de sistemas. Estas centrales están ubicadas en lugares públicos como los hospitales, la municipalidad, el Centro Cívico, paseos de compras y otros espacios de circulación masiva», contó el coordinador.

Plazos y utilización

Tras la larga espera, no dudan en asegurar que el 2021 es el año de implementación, pero todavía no fijan una fecha exacta. «Teníamos el objetivo de terminar el trámite a fines del 2020 y comenzar con la puesta en funciones de manera paulatina, pero no llegamos. Ahora quedó todo en manos de Nación, pero creemos que en estos primeros meses del nuevo año podremos comenzar con la utilización de los plásticos, eso es seguro», enfatizó.

Entre los reclamos de quienes exigían la puesta en marcha de este medio de pago, quienes recibieron tarjetas en el 2018 necesitaban una respuesta sobre qué hacer con esos plásticos que nunca habían utilizado, el coordinador del sistema dio respuesta a esa consulta: «Quienes la recibieron y la han cargado podrán usarla. Si tuvieron algún problema o la perdieron, estaremos distribuyendo más tarjetas, porque la idea es que todos tengan acceso y puedan contar con esos plásticos. Estaremos trabajando en eso una vez que lancemos de manera formal el sistema, cuando ya esté implementándose en toda la ciudad. Tendrán tiempo de adecuarse mientras se usa el modo mixto de cobro».

Con el anuncio hecho y las empresas actualizadas, todo parece indicar que el nuevo año traerá una actualización que permitirá a Concordia terminar con una etapa que otras ciudades dieron por finalizada hace años, y, finalmente, los choferes podrán dedicarse solamente a conducir.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *