Diputados le dio media sanción a la reforma impositiva

Habrá mayor presión tributaria a los altos patrimonios, a los titulares de embarcaciones, autos y viviendas de lujo. La norma se remitía al Senado donde se preveía darle sanción definitiva. También se aprobó ayer un programa para la contención del gasto en licencias y suplencias con un control sistematizado de la historia clínica de cada trabajador.

La Cámara de Diputados le dio ayer media sanción al proyecto del Ejecutivo que modifica el Código Fiscal y la ley impositiva de la provincia en base a una propuesta de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), cuyo tratamiento se produjo sobre tablas.
A la sesión no bajaron siete diputados de la oposición (seis radicales y un socialista) bajo el argumento de que el oficialismo no entregó la iniciativa a tiempo para su estudio. Lo mismo argumentaron los dos diputados del Frente Amplio Progresista que se sentaron en sus bancas, pero votaron en contra y fueron por eso abucheados desde las gradas por dirigentes y militantes de los gremios ATE, Agmer y UPCN que concurrieron a dar apoyo a la iniciativa.
El proyecto fue votado por los diputados del Frente para la Victoria más los seis legisladores que fueron votados en 2011 por el bustismo y se sumaron al oficialismo. Al reciento tampoco bajó el diputado Antonio Alizegui, aunque no dio explicaciones de su ausencia, como lo hicieron los radicales, que calificaron de “impuestazo” a la medida.

DETALLES. La iniciativa propone volver a gravar con ingresos brutos al sector primario e industrial, reformular el inmobiliario urbano para que tributen más quienes tengan viviendas de mayor valor y elongar los tramos del inmobiliario rural como lo han venido solicitando las entidades agropecuarias. La embarcaciones de lujo y los autos de alta gama pagarán un tributo mayor.
La norma crea además un impuesto a los juegos de azar que gravará los premios de la tómbola, los de loterías y bingos, y otros juegos. Se aumentará también la alícuota aplicable a los establecimientos financieros, seguros, industrias radicadas en otras jurisdicciones, empresas prestadoras de servicios agrícolas, telefonía fija y celular, y a las grandes empresas que venden en Entre Ríos.
Las reformas planteadas se proponen con vigencia por el término de dos años, comenzando a partir del 1 de enero de 2014 y hasta el 31 de diciembre de 2015. La mayor recaudación obtenida por las medidas dispuestas se destinará como contribución al financiamiento del sistema de seguridad social de la Provincia de Entre Ríos.

INGRESOS BRUTOS. En relación al Impuesto sobre los Ingresos Brutos, la CTA propone la eliminación de las exenciones dispuestas a partir de los Pactos Fiscales de 1994. Se propone eliminar la exención al sector primario y al sector industrial que pasarían a estar gravados con una alícuota del 1%, tal como era antes de 1994.
También se propone eliminar las exenciones a las actividades de las mutuales con ingresos superiores al monto que fije la Ley Impositiva, y se elimina la exención del 50% de las cooperativas que facturen por encima del monto que establezca la Ley Impositiva. Se mantiene la exención vigente para las cooperativas de trabajo.
Los productores entrerrianos que venden su producción en otras provincias, pagan impuestos en Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba, y no pagan nada por este concepto en Entre Ríos. Ahora tributarán en nuestra provincia los que facturen por encima del monto que establece la Ley impositiva.
Los que desarrollen actividades en varias provincias pagarán mediante convenio multilateral, y según lo dispone el artículo 13 del mismo la recaudación se distribuye el 85% a la provincia productora (en este caso Entre Ríos) y el 15% a la provincia donde se realiza la operación. O sea que se estaría recuperando base imponible frente a las retenciones que han dispuesto otras provincias.
La propuesta del proyecto de ley propone aumentar al 4,5% la alícuota general de Ingresos Brutos. Las pequeñas y medianas empresas mantienen una reducción de medio punto frente al resto, y estarán gravadas al 4%. También se aumenta un punto la alícuota para otras actividades, tal como propuso la CTA.
Así se aumenta la alícuota aplicable a los establecimientos financieros, seguros, industrias radicadas en otras jurisdicciones, empresas prestadoras de servicios agrícolas, telefonía fija y celular, entre otras. Se propone llevar la alícuota del 4,5% al 5% a las grandes empresas que venden en Entre Ríos.
El impuesto de Ley 4035 Fondo de Integración de Asistencia Social – Ley 4035 tiene un aporte patronal que históricamente fue del 3%. En su momento se realizó un calendario de reducción de ese porcentaje, que se redujo desde enero de 2007 al 2,5%; desde julio de 2007 al 2%, y desde julio de 2010 al 1,5%. Por la favorable evolución de la economía nacional y provincial en estos años, se propone reponer la alícuota a los niveles históricos del 3%.

Los principales cambios
A continuación se sintetizan las modificaciones más importantes que, además de Ingresos Brutos, contiene el proyecto con media sanción:

El Impuesto Inmobiliario Urbano tiene actualmente ocho tramos de valuación, con una alícuota progresiva. Se propone crear dos nuevos tramos de valuación a los que se les aplica una alícuota mayor. De esta manera se profundiza el sentido progresivo de la reforma.

El Impuesto Inmobiliario Rural tiene actualmente ocho tramos de valuación, con una alícuota progresiva. Se propone crear dos tramos de valuación a los que se les aplica una alícuota mayor. La tabla aprobada por Ley 10.102, se modifica en el sentido solicitado por las entidades agropecuarias, elongando los tramos y modificando los valores de las cuotas fijas.

El Impuesto Automotor tiene actualmente una misma alícuota independientemente del valor de los vehículos. Se propone sustituir este criterio por una tabla que contemple cuatro tramos de valuación, con una alícuota creciente que le otorgue sentido de progresividad a este impuesto, y se corrija una distorsión histórica.

Las embarcaciones de uso recreativo o deportivo pagan actualmente el 1% del valor de aforo. O sea que una persona que tiene un automóvil de $ 50.000 de aforo paga el 2,3%, y otra persona que tiene una embarcación recreativa de $ 1.000.000 paga el 1%. Esa distorsión se corrige en esta propuesta de reforma. Las embarcaciones que tengan destino deportivo o recreativo pagarán impuestos por la misma tabla que los automotores, con alícuotas progresivas según el valor.

Se instrumenta un adicional de entre el 20% y el 30% del impuesto determinado, a todos los contribuyentes del impuesto inmobiliario (urbano y rural) y del impuesto automotor (autos, camionetas, camiones, embarcaciones), con el objeto de contribuir al financiamiento del sistema de seguridad social. Se aplica un adicional del 20% a las categorías de bienes de menor valor, y del 30% a las de mayor valor.

Se crea el Impuesto a los Juegos de Azar, con características similares al vigente en la provincia de Córdoba, presentado en Cámara de Diputados de la provincia, por el Diputado Diego Lara. Se gravarían los premios de la tómbola al 2%, los de loterías y bingos al 5%, y otros juegos al 5%.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *