La viceintendenta echó a la prensa del Concejo Deliberante

En el marco de una nueva sesión extraordinaria convocada por el ejecutivo local, los concejales de la ciudad votaron, entre otros temas, una nueva orgánica municipal, la ordenanza que establece el ordenamiento que tendrá la nueva gestión tuvo tratamiento sobre tablas y fue simplemente discutida durante un cuarto intermedio.

Por InfoNogoyá

En ese marco y por decisión unilateral de la presidenta del cuerpo legislativo, Sandra Faccello, los medios de comunicación fueron retirados de la sala en la cual se mantuvo un diálogo a puertas cerradas. Entre los argumentos esgrimidos para no permitir la presencia de la prensa, Faccello adujo la necesidad de “trabajar con mayor prolijidad”. Ediles de todos los bloques manifestaron su disconformidad con la medida tomada por la presidencia.

La sesión llevada a cabo durante el mediodía del jueves en el despacho del intendente municipal preveía la sanción de cuatro temas entendidos como urgentes por el oficialismo de Nogoyá; la nueva orgánica municipal, la adhesión a la Ley Provincial 9393 de Grandes Superficies, una nueva moratoria y la aceptación de una donación de un inmueble con destino de calle pública.

Tras el pedido del concejal Mariano Berdiñas (Cambiemos) de brindar un tratamiento sobre tablas a la ordenanza sobre la orgánica municipal, Germán Perotti (FpV) solicitó un cuarto intermedio para poder abordar algunas cuestiones que a entender de la primera minoría debían ser modificadas. Los puntos de la nueva reglamentación se discutirían con el conjunto de los ediles ya que aún no se conformaron las correspondientes comisiones.

Chau medios

Luego de que por unanimidad se disponga el paso a un cuarto intermedio, la presidenta del Honorable Concejo Deliberante pidió a los medios de comunicación presentes que se retiraran del salón para poder “trabajar con mayor comodidad”. La medida que sorprendió a los presentes fue en una primera instancia desoída tanto por los trabajadores de prensa presentes como por los concejales que continuaron con el diálogo, sin embargo la funcionaria insistió en su postura hasta conseguir que se retiraran los pocos medios de comunicación presentes.

La sorpresa por la intolerante postura de la presidenta del cuerpo se reflejó en los rostros de todos los presentes, incluyendo a sus compañeros de bloque que manifestaron su intención de que los medios permanezcan en el improvisado recinto, aunque ninguna voz se alzó proponiendo una moción de orden que permita la presencia de los periodistas.

La decisión de discutir la orgánica municipal a puertas cerrada enturbió de tal modo la sesión que a pesar de que posteriormente se invitara a los medios a presenciar la votación, el clima de sospecha inundó la sala con la pregunta sobre qué quizo ocultar Cambiemos a los medios y a la ciudadanía en general.

La prensa como garante
En un complejo contexto que señala duramente al frente Cambiemos acusándolo de perseguir a la prensa, la ciudad de Nogoyá sumó un grano de arena a la polémica. La expulsión de los medios de comunicación durante una sesión del Concejo Deliberante echó más fuego al ya cuestionado de antidemocrático modelo macrista.

Así y como lo reconoció el concejal relecto Germán Perotti nunca, al menos durante la gestión anterior, se había tomado una medida similar. Por otra parte, Marcos Acosta su par miembro del oficialismo, remarcó que su postura fue que los medios de comunicación continúen en el lugar, aunque minimizó las consecuencias de que la prensa no haya podido permanecer en el salón.

Otros miembros del bloque aseguraron que la medida fue innecesaria y reconocieron que enturbiaba una sesión donde lo único que se discutió fue el agregado de una coordinación. Sin embargo, para los ciudadanos de Nogoyá, lo ocurrido durante ese encuentro quedará como una incógnita bajo responsabilidad de la actual gestión.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *