Entre Ríos consolidó en cinco años su perfil manufacturero y agroindustrial

Indicadores comparativos a nivel nacional entre diferentes provincias dan cuenta del mayor crecimiento que ha tenido Entre Ríos en los últimos cinco años. En este aspecto resultó esencial el proceso transformación productiva, hacia un perfil agroindustrial y turístico, encarado en este tiempo de manera estratégica por el gobierno provincial.

Los avances y el crecimiento diferencial del sector industrial en Entre Ríos respecto del promedio nacional y del resto de las provincias pampeanas (Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe) quedan sentados en indicadores comparativos relevados a nivel nacional en diferentes rubros que fueron analizados y difundidos por el Ministerio de Producción de la provincia. Los datos de la evolución de los créditos bancarios aportados por el Banco Central, del empleo y de empresas registradas elaborados por el Ministerio de Trabajo de la Nación y de las exportaciones provinciales relevados por el INDEC, dan cuenta de esta evolución que posiciona a Entre Ríos en forma distinguida el concierto nacional.

Créditos bancarios
En relación al crédito bancario, los datos del Banco Central de la República Argentina indican que el financiamiento a la industria manufacturera en Entre Ríos creció un 407,2% de fines de 2007 a marzo de 2013, pasando de $116.841.000 a $592.610.000.

En el marco de la actividad industrial, los préstamos a la rama alimentos y bebidas se incrementaron un 520,8%. Este crecimiento del financiamiento a la industria entrerriana estuvo acompañado de una marcada caída en la cartera bancaria irregular. En 2007, más del 5% de los créditos estaban en situación irregular, mientras que en marzo de 2013, menos del 1% se encontraba en esa situación. Esto muestra la solidez de la inversión y del sistema industrial local, más allá de ciertos aspectos de la coyuntura actual.

Comparado con el conjunto de las provincias (nivel nacional), el crédito a la industria en Entre Ríos evidenció un incremento superior en un 15% y los préstamos a las actividades alimentarias aumentaron un 64% más que el promedio de todas las provincias. Tomando sólo las jurisdicciones pampeanas (Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe), se aprecia también el mayor crecimiento de Entre Ríos (ver cuadro 1 adjunto).

Empleo y empresas registradas 
Respecto de la cantidad de empresas y el número de empleados registrados, la información evidencia la mejora relativa de Entre Ríos. En el lapso 2007-2012 las empresas registradas crecieron un 9,1% en esta provincia, frente al 0,8% del total nacional. En la rama alimentos, la cantidad de empresas en la provincia creció un 16,5%, lo que representa un 51% más que el promedio de la Argentina.

En cuanto al empleo, la situación es más favorable para Entre Ríos. En el período 2007-2012 el empleo registrado en la industria manufacturera de Entre Ríos creció un 17,3%, en tanto en el conjunto nacional aumentó un 10,5%. A su vez, el empleo en la rama alimentos creció un 26,8% en la jurisdicción entrerriana, mientras en el conjunto nacional aumentó un 14,1%. Asimismo, Entre Ríos fue la provincia de mejor desempeño de la región pampeana (ver cuadros 2 y 3 adjunto).

Exportaciones 
En cuanto a la evolución de las exportaciones de origen provincial, la información comparativa del INDEC revela los avances en Entre Ríos. En el quinquenio analizado (2008-2012), el valor de las ventas externas de manufacturas de origen agropecuario creció un 89,5% en esta provincia, un 127,8% más que en el promedio nacional. La diferencia es mayor si se consideran las exportaciones en volumen. Esta situación da cuenta de la significativa mejora en la competitividad sistémica de Entre Ríos. El desempeño diferencial se aprecia asimismo respecto de las otras provincias pampeanas (ver cuadro 4 adjunto).

Apoyo con políticas públicas 
En el contexto de crecimiento general de la Argentina, el favorable posicionamiento de Entre Ríos en comparación a otras provincias se debe en gran parte a las políticas públicas aplicadas localmente. Ente ellas, se destaca el desarrollo de la infraestructura, el buen funcionamiento de la línea de créditos Bersa a tasa subsidiada, la gestión de préstamos bicentenario, la aplicación de programas específicos, la promoción de la inversión, las exportaciones y el valor agregado.

En este sentido, dos ejemplos ilustran esta realidad. En primer lugar, la evolución de la molienda de trigo en Entre Ríos, que pasó de 178.845 toneladas en 2007, a 231.180 en 2012, con un crecimiento seis veces superior al promedio nacional; y en segundo término, el aumento en la molienda de soja se multiplicó por 3,7 en la provincia en ese período, con un alto incremento en la producción de aceites, expeller y biocombustibles.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *