Es ley la restitución del impuesto a la herencia para construir viviendas

Diputados sancionó definitivamente, sobre tablas, con el voto del oficialismo y de la oposición, el proyecto del Ejecutivo para construir viviendas. Se crea un fondo constituido por nuevo impuesto. Hubo rechazos al impuesto a la herencia.

Diputados sancionó definitivamente este jueves, sobre tablas, con el voto del oficialismo y de la oposición que acompañó en general, pero que rechazó en particular el capítulo que restituye el impuesto a la herencia, el proyecto de ley que propone la constitución de un fideicomiso y la restitución del impuesto a la herencia, destinados a la construcción de viviendas para erradicar villas. El socialismo, en cambio, pidió autorización para abstenerse, pero el oficialismo se lo negó .El urribarrismo se apoyó en la necesidad de frenar la desigualdad social y admitió que hay una grave falencia en la política habitacional en la provincia. La oposición coincidió en que la aplicación del impuesto será una nueva carga sobre el bolsillo de las familias y los trabajadores entrerrianos y en marcar serios errores en la redacción del texto que replica una norma vigente en Buenos Aires. Con esta sanción definitiva, resta la promulgación por parte del Poder Ejecutivo, indicó Recintonet.

Diputados convirtió en ley la constitución del fideicomiso y la restitución del impuesto a la herencia, luego de un debate que no llevó más de dos horas y que se concretó luego de una espera dilatada que retrasó una media hora la sesión.
En el recinto, el oficialismo ponderó la medida de la que dijo que será un remedo a la «desigualdad social que hace que muchos entrerianos nazcan en la pobreza y otros ganado la loteria de los ovarios», según parafraseó Luis Jakimchuk, que ofició de vocero de la bancada urribarrista, al citar a Warren Buffett, uno de los hombres más ricos del mundo, al tiempo que criticó a los que «adquieren riqueza sin esfuerzo» y garantizó que «el impuesto a la herencia, es una herramienta distributiva”.

Desde la oposición, Rosario Romero (FEF) rechazó la restitución del impuesto a la herencia pero votó en general el texto que impulsó el Ejecutivo. Romero hizo foco en la carga impositiva y en el sector que se gravará. Para eso, mencionó la doctrina tributaria y mostró las causas que provocaron la derogación del impuesto. La diputada aseguró que la herencias de grandes fortunas no quedan libradas al azar y que se utilizan formas societarias para legar en vida el capital. «En realidad los que terminan pagando estos impuestos son los sectores asalariados o de clase media», aseguró, respaldada en el derecho desde donde también dijo que el principal impacto de este impuesto «lo sufre la familia» para adentrarse luego en especificaciones técnicas que ilustraron el modo en que el impuesto atravesará la economía familiar y del cónyuge superviviente, en particular, ya que es titular del ciencuenta por ciento del capital sobre el que se gravará este impuesto.

María Emma Bargagna, del FAP-GEN, adelantó el voto en general de la bancada que integra, pero rechazó, como el FEF, la restitución del impuesto a la herencia. Bargagna “Es una nueva carga que agrava la situación fiscal que sufre la mayoría del pueblo entrerriano. Un impuesto de esta naturaleza, así como está planteado, no sirve. No es progresivo y van a pagar más y un costo más elevado todos los que tengan que hacer una transferencia. Este impuesto será de muy difícil aplicación”, alertó la legisladora que observó que el cálculo de las propiedades generará una diversidad de criterios acerca del valor del avalúo fiscal. “Esto va a generar conflictos judiciales”, vaticinó Bargagna al criticar la redacción poco clara del capítulo referido a la restitución del impuesto.

“Un impuestazo”
“Es una proyección de la carencia que ha tenido el gobierno en estos últimos nueve años en la construcción de viviendas. Se han vivido nueve años de bonanza, pero debemos reconocer que hay una carencia de 12 mil viviendas. Consideramos que los planes de viviendas del gobierno provincial y nacional han fracasado”, asestó Agustín Federik, de la UCR.
El jefe de la bancada radical criticó la politica de viviendas y aseguró que el radicalismo “de ninguna manera podría oponerse a la políticas trazadas para los más desprotegidos y un derecho humano como lo es la vivienda digna”, pero apuntó “que terminamos el 2012 con una reforma impostiva y empezamos el 2013 con otra reforma impositiva. Con este gobierno de (Sergio) Urribarri van cinco modificaciones al Código Fiscal. Este es un nuevo impuestazo para el bolsillo de los entrerrianos y también va a fectar a los trabajadores”, dijo Federik al tiempo que criticó los errores de la norma “en el afán de copiar una ley” – reveló – que rige en Buenos Aires.
“El impuesto no nos asusta ni nos asombra. Este impuesto es de 1810 de tiempos de la corona española”, refrescó Federik frente a sus pares a quienes comentó que la primera vez que se aplicó fue en tiempos de Alvear, pero que advirtió que su aplicación en estos tiempos “no es más ni menos que un nuevo impuestazo al pueblo entrerriano tras la fachada de un proyecto loable como lo es la erradicación de villas”.

Lisandro Viale, del socialismo, pidió autorización para abstenerse, criticó “lo burdo” del texto que se presentó con “un copie y pegue” del proyecto de Buenos Aires, y lamentó que la inciativa no se haya enriquecido con el aporte de colegios de profesionales y técnicos. “Se puede hacer algo mejor y de consenso de todos los bloques”, dijo Viale al adelantar que su bancada no votaría el proyecto. Viale, antes de fijar esta posición repasó, con cifras, todos los anuncios oficiales sobre construcción de viviendas y los fodnos que se aseguraron para su edificación. “Nos llama la atención que en el medio del verano se busque aprobar, en el mayor sigilo posible, una propuesta que involucra a la mayoría de los entrerrianos”.

Al cierre de la sesión, Jakimchuk cruzó al socialista Viale y lo acusó de utilizar el “terrorismo dialéctico” y preguntó “quiénes son los verdaderos progresistas” al momento de gravar a los que más tienen. Federik también intervino en el debate para aclarle que las relaciones con el gobierno de Estados Unidos no pueden asignársele al radicalismo, sino “al peronismo menemista de los noventa”, rescató el radical que refutó los argumentos del diputado de Concordia.
Posteriormente, Viale replicó la decisión del oficialismo de negarle la abstención. Y aseguró que el suyo debe ser el primer caso en que esto ocurre. Fuente: (RecintoNet)

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *