Keili Gonzalez denunció violencia y discriminación

En primera medida la denuncia se realizó a través de las redes sociales y luego de unas horas se formalizó en la policía local. Keili habló este martes en Radio La Voz, relató y argumentó su lucha.

Nogoyá, ciudad de noches tranquilas. Tal vez, esa misma tranquilidad nos ha llevado a naturalizar ciertas conductas y hacernos creer que el machismo es algo habitual. 

La condición sexual, la apariencia física, la manera de vestirse o el solo hecho de hacer algo diferente al resto pareciera ser el detonante para que toda una sociedad señale, murmure o cuestione a sus semejantes.

Keili Gonzalez vivió el pasado fin de semana una situación de violencia, que según afirma, hacía mucho tiempo no vivía: «iba caminando por calle Moreno, y un auto oscuro se pone a la par y me iluminaba con una linterna, me decían «puto, culo roto, gritando que personas de mi condición no deberían existir» relató Keili en Radio La Voz.

«De las personas que iban en el auto solo identifiqué a Lautaro Martinez» manifiesta Keili y menciona que la mamá del agresor dijo en otro medio radial que el iba con otros chicos y dio la lista de los que acompañaban a Martinez en el momento de la agresión verbal».

Al ser consultada sobre la denuncia formal en la policía, Gonzalez confirmó que el día lunes realizó la denuncia en la Jefatura, y adelantó que «en las próximas horas acudirá a la fiscalía, «realizaré los trámites pertinentes para presentar esto también en la Sub-Secretaría de la Mujer de la provincia de Entre Ríos, para que pueda actuar el equipo inter disciplinario. No puede ser que estemos siempre criticando, dejen de cuestionar como debemos vestirnos y dejen de criar «machitos violentos» sentenció.

Llamativamente, en el preciso momento que ella radicaba la denuncia, su agresor también se hacía presente en la dependencia policial junto a su madre para realizar la contra-denuncia, por la exposición pública de su persona. «Fue un momento de profunda indignación ver ingresar a mi agresor junto a su madre, y llamativo a la vez, ya que ella (la madre) tiene varias capacitaciones sobre violencia de género».

«Ojalá que aparezcan las filmaciones para que toda la sociedad conozca el nivel de violencia que hay y el momento al que me sometieron»

Keili también se mostró sorprendida por los comentarios que ha generado su denuncia, «es llamativo que muchos me digan que tenga cuidado con lo que vaya a decir porque el tiene sus abogados, como amenazándome pero yo lo celebro porque es su derecho a la defensa».

Tras esto, Keili confirmó que unas quince chicas se sumaron a su lucha, indicando haber pasado por situaciones similares, hasta con los mismos agresores y están evaluando realizar la correspondiente denuncia.

Incluso, una mujer manifestó que a ella y a un grupo de amigas, esa misma noche en un auto de similares características, un grupo de jóvenes las alumbraba con una luz muy potente «invitándonos a subir al auto, insistiéndonos durante varios minutos y al tener nuestra negativa comenzaron los agravios irreproducibles».

Keili insta a la lucha colectiva, «debemos acompañar, esto no debe ser una reacción individual, debe cobrar sentido una lucha colectiva, deben animarse a denunciar. Esta denuncia es por la lucha de todas, ¿cuantas mujeres pasan por lo mismo y no dicen nada? interrogó.

«Esto es producto de una sociedad donde culturalmente nos enseñaron que lo que no encaja entre la mujer y el hombre, debe ser excluido, aquí predomina la hetero-norma predomina el desconocimiento, entonces como desconocemos tememos, y como tememos, discriminamos» argumentó.

«Cuando comencemos a abordar la problemática de manera seria, con personas realmente capacitadas, esto va a comenzar a cambiar, hablar desde el sentido común es vano y superficial» señala Keili y  ella misma cuenta que ha recibido mensajes de autoridades y concejales que me dicen «estoy con vos» pero eso no sirve, menciona.  

«No deben solidarizarse, deben tratar y crear proyectos que erradiquen estas conductas, por ejemplo la creación del Área de la Mujer, son once concejales y predomina el machismo en el recinto, solo unos pocos se acercaron tras este episodio»

Continuando con su argumento, Keili Gonzalez confirma que estos hechos repudiables ocurren por el «desconocimiento absoluto de todos, de medios de comunicación, de autoridades, funcionarios y legisladores que fueron electos a través del voto popular». 

 

 

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *