La producción de trigo caería casi el 60 % en Entre Ríos

La producción se ubicaría en 390.000 toneladas, unas 560.000 menos que en el ciclo precedente. La menor área sembrada y una fuerte merma en los rendimientos son las razones centrales del marcado descenso de la producción.

La producción entrerriana de trigo de la actual campaña agrícola podría caer casi el 60% respecto del ciclo anterior debido, por un lado, a la menor área sembrada, y, por el otro, al fuerte impacto del clima. Heladas tardías, lluvias excesivas, menor radiación solar y enfermedades se combinaron a lo largo del desarrollo del cultivo y resultaron fatales para los rendimientos de los trigos entrerrianos, cuya recolección comenzará en la segunda quincena del corriente mes.
Los profesionales que integran la red de colaboradores del Sistema de Información de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (Siber) prevén una fuerte merma en los rendimientos del cereal, de alrededor de 1.000 kilos respecto de la campaña precedente. La disminución, básicamente, es consecuencia de las heladas tardías de septiembre, el daño ocasionado por fusarium, la disminución de la radiación solar en la etapa de llenado de grano y las enfermedades foliares, fundamentalmente, mancha amarilla y roya.
Ante este panorama, los técnicos del Siber estiman que el rinde promedio provincial en la presente campaña “podría situarse alrededor de los 2.400 kg/ha, lo cual representa una disminución de casi 1.000 kg/ha” respecto del año pasado.
Si además se considera que la superficie implantada estará entre las 150.000 y 160.000 hectáreas, “la producción total de Entre Ríos rondaría las 390.000 toneladas”, la peor cosecha de las últimas diez campañas.
Si estas estimaciones del Siber se confirman, la caída de la producción triguera en la provincia, en términos porcentuales, llegaría casi al 60% (58,94% para ser más precisos), ya que se cosecharían 390.000 toneladas contra las 949.863 del ciclo 2011/12.
Esta merma productiva tiene que ver con la menor superficie implantada (150.000/160.000 hectáreas contra las 280.906 de 2011/12) y el menor rendimiento promedio (2.400 kilos contra los 3.381 de la campaña precedente).
Por otro lado, la Guía Estratégica del Agro, de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), señaló en su último informe que “se percibe un escenario con muy buenos rindes en la principal área triguera aunque algunos más bajos en el NOA y NEA, lo que permite sostener un rendimiento estimado nacional de 29,5 qq/ha”, publica El Diario.
“Si bien por el momento se trabaja con la hipótesis de 190 mil hectáreas que no serían recolectadas –las que podrían seguir ajustándose–, se estima una producción triguera en torno a los 10 millones de toneladas”, en todo el país, agrega la GEA, que, sin embargo, sostiene que habrá que evaluar el impacto del avance de las enfermedades en los cultivos.
El Panorama Agrícola Semanal (PAS), de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires), finalmente, mantienen su proyección de cosecha de trigo en 10.120.000 toneladas para la campaña en curso en todo el país, aunque advierte que esta cifra está sujeta a la evolución climática durante las próximas semanas.
El Siber, por otra parte, sostiene que el lino posiblemente sea el cultivo invernal que mejor ha sobrellevado los excesos hídricos de octubre y estimó que los rendimientos estarán dentro de los promedios de las últimas campañas.
La fenología del cultivo, precisa el último reporte, abarca desde lotes que están finalizando la etapa de floración hasta pleno llenado de granos. El enmalezamiento detectado en algunas chacras es el principal inconveniente que enfrenta el lino.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *