Más de 400 personas en las finales de los Juegos Culturales Evita

Nogoyá congregó a más de 400 personas, entre participantes y público, que desde distintos puntos de la provincia asistieron a dirimir las finales de los Juegos Culturales Evita. Jóvenes entre 12 y 17 años y adultos mayores de 60, además de personas con capacidades diferentes que compitieron en una categoría especial, presentaron su arte para definir quiénes irán a las finales nacionales en Mar del Plata.

El ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, junto al intendente local, Daniel Pavón, y su par de Hernández, Hernán Facciano, encabezaron el acto de apertura.

A pesar de las inclemencias del tiempo, el entusiasmo y la posibilidad de representar a la provincia en las finales nacionales de los juegos en Mar del Plata, fueron el aliciente para que más de 400 personas se congregaran en Nogoyá este miércoles. Se dirimían allí las finales provinciales de los Juegos Culturales Evita, donde los finalistas de cada regional presentaban su arte en danza, teatro, conjunto musical, canto, pintura y cuento.

Compartir e integrarse

Luego de trasmitir los saludos del gobernador Sergio Urribarri a los presentes, el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, señaló: “Los juegos comenzaron hace muchos años en Argentina. Fueron la expresión de Evita, marcando un rumbo ligado a la justicia social y el reconocimiento de derechos. Hoy volvemos a vivir un contexto donde estos conceptos son centrales y también por ello tenemos nuevamente estos juegos. Es una instancia importante para mostrar sus producciones artísticas, pero también para compartir e integrarse con otros que tienen sus mismos sueños y prácticas”.

Baéz se mostró satisfecho con el trabajo realizado en la provincia para organizar los juegos y aseguró que “estamos pensando cómo mejoramos las ediciones que vienen y ampliamos estos espacios de participación”. Respecto a la apertura de los juegos a Juntas de Gobierno y personas con capacidades diferentes, el ministro resaltó que “es justo y razonable, estamos en una etapa plena de ampliar derechos y los márgenes de participación. Seguramente quedan aún muchos que no han sido incluidos, pero estamos en ese camino”.

Felicitó a los participantes “por haber llegado a este momento. Ustedes son un ejemplo para nosotros y la comunidad, especialmente quienes son diferentes y están aquí con su arte que también es muy bueno. Esto nos compromete fuertemente a seguir trabajando para que muchos más puedan participar. Estamos convencidos que quienes surjan como finalistas para las instancias nacionales nos van a representar muy bien, mostrando lo suyo, conociendo otra gente y trabando otras relaciones”.

Integración e inclusión social

Por su parte, el intendente local, Daniel Pavón, aseguro estar orgulloso “de que nuestro pueblo sea la sede para dirimir estas instancias finales de los Juegos Evita. No dudamos un instante en aceptar este desafío. Para nosotros este espacio es un símbolo de integración e inclusión social a través del deporte y la cultura”. Recordó luego lo inicios de los juegos, rescatando los conceptos de solidaridad y valoración de la vida que los impulsaron “que hoy tienen continuidad en nuestro proyecto nacional y provincial. Es una forma de dejar de pensar individualmente y sentirnos parte de un conjunto en pos de lograr un objetivo”, remarcó.

“Valoramos su participación y sabemos que muchos de los que hoy tiene el honor de participar aquí y tal vez puedan participar en las finales, será la primera oportunidad que tendrán de participar en las finales nacionales y conocer el mar. Tómenlo como un logro del empeño y dedicación de ustedes, pero sepan también que son representantes y portadores del mismo esfuerzo por parte de otros participantes, quienes les permitieron la posibilidad de la competencia y les abrieron las puertas a esta instancia de superación”, subrayó.

Los regionales

Las instancias regionales de los Juegos Culturales Evita reunieron más de 1.000 personas entre espectadores y concursantes. Las actividades se llevaron a cabo en cinco regiones, siendo sedes de estas instancias las ciudades de Diamante, Concordia, Herrera, Rosario del Tala y San José de Feliciano.

Esta metodología permitió que cerca de 600 participantes de distintos puntos de la provincia mostraran su arte en escenarios, que en algunos casos contaron hasta con 150 espectadores. En cada región se puso a disposición personal del Ministerio de Cultura y Comunicación y de los distintos municipios, quienes trabajaron en la logística y organización de los eventos. También prestaron su esfuerzo en todas las etapas 15 jurados de las distintas disciplinas, quienes realizaron su tarea en forma gratuita.

Otro punto a destacar fue la inclusión de una categoría especial, donde pudieron participar personas con capacidades diferentes y otras que no se incluían en el rango de edad de las categorías. Se logró así la participación de cuerpos de baile de todas las edades, presentaciones de chicos con capacidades diferentes en pintura y baile, obras de teatro y actuaciones especiales en otras disciplinas; pasando todas estas personas a participar de la final sin eliminaciones.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *