Milagros del Carmen encontró a su mamá

Así lo informa El Diario en su edición sabatina. Dos testigos dieron el nombre de la adolescente sobre la que sospechaban que podía ser la madre de la niña que apareció dentro de una caja en el baño de la Basílica de Nogoyá. La chica habría ocultado su embarazo incluso a su familia, y dio a luz en una casa. Ayer, delante de los fiscales, dijo toda la verdad. Pocas horas después se reencontró con su hija en el hospital y le dio de mamar.

La miró. La tomó en brazos, le besó una mejilla. Volvió a llorar como lo había hecho una hora antes, cuando con vergüenza y temor admitió ante su padre y los fiscales que era la madre de esa beba. Ese segundo llanto tuvo otro significado. Fue desahogo y emoción. Y un montón de otros sentimientos apretujados en el pecho de una adolescente. La chica de 17 años que el viernes 24 de mayo dejó a su bebé recién nacida, abrigada y dentro de una caja, en el baño de la Basílica de Nogoyá, ayer en la sala de maternidad del hospital San Blas, se quitó de encima el peso enorme del miedo y los remordimientos. Abrió su corazón y su camisa, y amamantó a Milagros del Carmen.
La Unidad Fiscal de Nogoyá venía trabajando desde mediados de semana con un dato aportado en forma anónima a la Policía de Investigaciones de la Jefatura Departamental. Primero, los efectivos obtuvieron un testigo que resultó un fiasco. Un hombre que dijo que conocía a la madre de la beba que fue encontrada el viernes 24 a las 11, por la encargada de limpiar los baños en el templo. Pero que a la hora de confirmar su versión en Tribunales, el supuesto colaborador de la Justicia se contradijo y terminó admitiendo que no sabía nada concreto. Era uno de los tantos que hacían circular el rumor en un barrio de la ciudad.
Sin embargo, los policías profundizaron las averiguaciones y lograron dos testimonios valiosos. Los de dos vecinos que dijeron que les llamó la atención la situación de una adolescente, a la que vieron un poco más gordita durante varias semanas y que, llamativamente, de un día para el otro apareció mucho más delgada. Ratificaron la versión en la Justicia, y los fiscales Agustín Gianini y Federico Uriburu solicitaron al juez de Garantías una orden para poder llevar a la chica, domiciliada en Nogoyá, hasta los Tribunales. Se necesitaba realizar un examen ginecológico para comprobar la versión.
Así se hizo. Y ayer la joven fue trasladada al centro cívico. En la oficina de la Fiscalía, acompañada por su padre, que es su representante legal por ser menor de edad, la chica se quebró emocionalmente, lloró y admitió que dio a luz a Milagros del Carmen en un domicilio particular. Su padre, sorprendido y confundido, no podía creer lo que escuchaba. Aseguró que nunca advirtió la situación.
En tanto, la adolescente explicó que por una serie de situaciones adversas decidió ocultar el embarazo, y que por los mismos motivos, dejó a la niña abrigada y en un lugar donde sabía que alguien la encontraría en pocas horas.

Causas
El fiscal Uriburu le confirmó a EL DIARIO que el examen ginecológico se llevó a cabo y sirvió para constatar lo que la madre había admitido momentos antes. También corroboró que la joven madre expresó su deseo de hacerse cargo de la criatura. Y que el lunes será indagada, en la causa que se inició para determinar si existió abandono de persona.
A ese respecto, el funcionario del Ministerio Público prefirió no adelantar ningún detalle, pero otras fuentes judiciales de Nogoyá dejaron entrever que no habría elementos para seguir adelante con el proceso penal, dado que la chiquita no habría corrido peligro de muerte según opinión de los médicos, y no estarían dados los requisitos para que el episodio configure un delito. Sí, en cambio, seguirá su curso el expediente iniciado en el Juzgado Civil, donde se decidirá la tenencia de la nena.
Abandonada por su madre, Milagros se convirtió en pocas horas en la niña más deseada: decenas de personas, anoticiadas por los medios y las redes sociales, llamaron al hospital San Blas de Nogoyá y luego al Juzgado Civil de la ciudad, para averiguar sobre los trámites necesarios para adoptarla. Sin embargo, la primera reacción de su madre en la Fiscalía fue expresar su deseo de hacerse cargo de la beba. Una buena noticia en la breve pero convulsa historia de vida de Milagros.

Fuente: El Diario

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *