Misterio en Hernandarias: vio una luz y desapareció

Un extraño caso conmociona a la localidad de Hernandarias, en el departamento Paraná. Un adolescente de 13 años vio una luz y luego desapareció. A los pocos minutos, según relató, apareció en la otra punta de la ciudad. Nadie se explica que pasó.

Diego Wasinger, jefe de la Comisaría de Hernandarias, relató el curioso hecho y contó que tomó conocimiento del suceso durante la noche de este lunes, alrededor de las 22.30, en la guardia del Hospital San Martín de esa localidad. El joven implicado estaba junto a sus allegados.

«Nos comisionamos al hospital local, nos entrevistamos con esta gente, y nos manifestaron que minutos previos, estaban en su domicilio, cenando, en la zona norte de la localidad. En determinado momento, este menor fue a buscar unos elementos a otro lugar de la finca. Se acuerdan que la puerta de ese lugar tenía desperfectos. Va un mayor a buscarlo, y efectivamente, vieron que tenía problemas cerrando la puerta», indicó el funcionario policial.

Y continuó: «Cuando este mayor, de unos 25 años estaba cerrando la puerta, y el menor a dos o tres metros, se da esta situación: al darse vuelta, el chico ya no estaba. Pensó que el nene había corrido a la casa, pero al llegar, pregunta por el menor, y no estaba allí».

Según el funcionario policial, esto obligó a los familiares a comenzar la búsqueda, ya que había desaparecido por completo. «Tenía un celular, pero se encontraba apagado. En menos de 10 minutos, el chico atiende, y les manifiesta que estaba en una garita de colectivo, sin saber precisar en cuál», contó Wasinger.

Luego, el jefe policial dijo en declaraciones radiales a La Voz que «fueron a buscarlo y efectivamente lo encuentran en una garita en el otro extremo de la ciudad, por lo que decidieron llevarlo al hospital».

Lo más curioso del caso es la explicación que dio el joven. «El chico manifestó que mientras el familiar estaba cerrando la puerta, ve una luz extraña, siente un ruido, y pierde el conocimiento. Luego, se despierta en la garita del colectivo», indicó Wasinger.

El chico fue revisado por el médico de Policía, quien determinó que no tenía lesiones ni nada extraño en la conducta. «Los familiares también se mostraron consternados por la situación vivida, porque no entendían lo que había pasado», expresó.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *