Preocupa la aparición de la oruga taturana

Luce como un gusano verde y desagradable y es conocida como «taturana». Al rozar un cuerpo puede infectar seriamente a un ser humano. El veneno actúa rápidamente. La oruga llegó antes que la ciencia y aún no hay antídotos.

Los casos comenzaron a conocerse en el norte del país, pero en Nogoyá varios vecinos a través de las redes sociales comenzaron a advertir su presencia, incluso mostraron los efectos que causa el solo roce con el vistoso gusano.

El contacto de la taturana con la piel provoca edemas y hemorragias en distintas partes del cuerpo, además de un intenso dolor y alteraciones en la coagulación sanguínea, explicaron médicos de la provincia de Misiones.

El antídoto se fabrica en el Instituto Butantan de San Pablo, Brasil, “y hasta ahora, cada vez que hubo accidentes se solicito a préstamo la medicación al vecino país.

Si bien la presencia de la taturana estaba circunscripto al Norte de Misiones y a la zona limítrofe con Brasil, los casos que se vienen conociendo por el litoral argentino, demuestra que la oruga amplió su territorio y con ello se incrementa la posibilidad de accidentes.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *