Prisión Preventiva para Martín Beron

Martín Alberto Berón permanecerá detenido en la cárcel de Paraná. Hace dos semanas, una menor santafesina de 17 años fue rescatada de su local nocturno instalado en nuestra ciudad. Allí era obligada a ejercer la prostitución.

El juez federal de Paraná, Gustavo Zonis, dictó el procesamiento y prisión preventiva del dueño de un local prostíbulo donde hace unos días fue rescatada una menor de edad que era obligada a ejercer la prostitución. Sin embargo, el magistrado no dispuso la clausura del local nocturno donde se detectó la presencia de una docena de mujeres.
Martín Alberto Berón, de 62 años, fue imputado por el delito de trata de personas y regenteo de un prostíbulo, por haber recibido a una menor de edad con fines de explotación, y continuará detenido en la Unidad Penal Número 1 de Paraná.
Además, el juez Zonis decidió profundizar la investigación respecto de la captación. La adolescente había llegado dos días antes, en un remís proveniente de la capital santafesina, junto con otra mujer mayor de edad, y los investigadores consideran que el chofer del automóvil podría aportar datos de interés, tal como lo había solicitado en su momento el fiscal federal de Victoria, José Candioti, que interviene en la causa.

Menor.
La joven fue rescatada de la wiskería “Lo de Martín”, ubicada en la zona de la Ruta Nacional 12 y calle 25 de Mayo en el norte de la ciudad, el 15 de marzo pasado por efectivos de la División Trata de Personas de la Dirección de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos. Se trata de una joven que había desaparecido el día anterior de su casa del barrio Belgrano de Santa Fe.
Según consta en la investigación, la chica había llegado a Nogoyá contra su voluntad y al momento de ser rescatada por la Policía estaba junto con otras mujeres mayores de edad que trabajaban como “alternadoras” en el lugar.
Inclusive, en el informe policial se consignó que la menor de 17 años “fue rescatada en una de las habitaciones de la wiskería” y trascendió que en el lugar trabajaban entre 10 y 12 mujeres ejerciendo la prostitución, que eran alternadas con frecuencia.

Línea Santa Fe.
En otra oportunidad, en un allanamiento realizado el año pasado en la misma wiskería, habían sido identificadas nueve mujeres que estaban trabajando en “Lo de Martín” y siete eran oriundas de Santa Fe. En esa oportunidad se había solicitado la clausura del local, pero el juez Zonis no hizo lugar a esa requisitoria.
Lo cierto es que estos datos abren una línea de investigación sobre la posible existencia de un corredor entre Villa Gobernador Gálvez y Nogoyá, por el que circularían mujeres que son rotadas por distintos puntos estratégicos de ambas provincias.
Se supo, además, que Berón tiene abiertas otras tres causas por cuestiones relacionadas con el regenteo de prostíbulos: dos por trata de personas y otra por ser administrador de un local donde se permite el ejercicio de la prostitución ajena, algo que está prohibido por la ley de profilaxis antivenérea de 1937.
En este caso, el juez Zonis le imputó a Berón el delito de trata de personas y regenteo de un prostíbulo, por haber recibido a una menor de edad con fines de explotación, que prevé una pena de 4 a 10 años de prisión.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *