Recordaron la masacre de la calle Juan B. Justo, con la presencia de Manuel Gonçalves

Familiares y amigos de Omar y Pochi Amestoy se reunieron en Plaza Libertad para recordar un nuevo aniversario del asesinato de la familia en la ciudad de San Nicolás en el año 1976. Se organizó un acto y una jornada musical con la murga “la memoriosa”. También estuvo presente Manuel Gonçalves, único sobreviviente de aquella noche trágica.

Semanario La Voz de Nogoyá (21/11/2012)
Un importante número de público se hizo presente en el centro de Plaza Libertad, el domingo por la tarde para recordar un nuevo aniversario de la masacre de San Nicolás, en la que fueron asesinados Omar Amestoy, su esposa Maria del Carmen Fettolini y sus hijos María Eugenia y Fernando, como así también Maria del Carmen Granada, madre del único sobreviviente Manuel Gonçalves.

El acto fue abierto por Miguel Amestoy, hermano de Omar, quien se dirigió a los presentes con una palabras: “conocí personalmente a la mayoría de los desaparecidos de la ciudad de Nogoyá, conviví con muchos de ellos y les aseguro que eran personas increíbles, para imitar, el grado de compromiso por los más humildes los llevo a soñar con un país distinto, con igualdad de oportunidades, lamentablemente, la dictadura interrumpió sus vidas y sus sueños, esta democracia que hoy vivimos, se la debemos a ellos a quienes dejaron su vida, no a los que se vendieron y dejaron el pueblo y se fueron con los militares” continuó relatando una experiencia que tuvo al visitar un centro de clandestinidad de la provincia de Córdoba, hoy convertido en un museo “el martes pasado fui a Córdoba, a un centro clandestino, fue una experiencia aterradora, recorrer esos pasillos, revivir el horror da pánico imaginando todo lo que allí se hacia y paradoja del destino, pegado a una iglesia, reflejando que todo valía en esa época.

Hoy quiero rendir homenaje a mis sobrinos Maria Eugenia y Fernandito. Nunca voy a lograr entender tanta maldad, tanto desprecio por la vida, por parte de los asesinos. Me tocó verlos en el juicio y simulan ser unos corderitos que no se acuerdan de nada. Cárcel común y perpetua para ellos!” Para finalizar sus palabras, Miguel solicitó “quiero que todos les rindan un aplauso a mi hermano y a su familia, y para todos los asesinados, torturados, desaparecidos y familiares de estas maravillosas personas”.

Por su parte, el intendente Daniel Pavón se dirigió a los presentes con palabras cargadas de emoción, a tal punto que debió interrumpir su oratoria y dar la bienvenida a Manuel Gonçalves en medio de abrazos y lágrimas. “Manifiesto mi agradecimiento a los miembros de FADEN por permitirnos participar de este acto y también por dejarnos compartir estos ideales como son Memoria, Justicia y Castigo para quienes fueron culpables de aquella masacre. Mantener viva la memoria y el recuerdo de aquella tragedia que nos toca muy de cerca, tanto por la familia Amestoy, como todos los desaparecidos que tenemos en la ciudad. A pesar de la emoción y del dolor de lo que fue todo aquello, hoy nos causa una gran alegría poder recibir y darle la bienvenida a Manuel Gonçalves. Verlo con tanta alegría con tanta emoción llegar a Nogoyá emociona mucho” expresó el intendente, inundado por la emoción y abrazando a Manuel Gonçalves, quien retribuyó la muestra de afecto indicando que “es difícil expresarse en público aquí, he andado mucho y he conocido muchos intendentes en diversos actos, pero la verdad que nunca me había tocado un intendente que se emocionara así como Daniel. Me da mucha alegría haber llegado a Nogoyá, que me de la bienvenida una persona como él y sobre todo escucharlo hablar y notar que en esta ciudad se mantiene viva la memoria, es algo fundamental para nosotros. Porque no solo están ayudando a la familia Amestoy, sino que también están ayudando a la memoria y el recuerdo de mi mamá”.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *