Se realizó la Cena Millonaria del Hospital

En la noche del sábado, la Cooperadora del Hospital San Blás de Nogoyá, realizó la “10 Cena Millonaria”, en el Polideportivo Municipal, muy bien ornamentado y adaptado para la ocasión, la Cooperadora brindó a los adquirentes del Bono Contribución, una cena muy bien servida, desde la presentación, mesa dulce, trasnoche, hasta los shows que estuvieron acompañando.En el comienzo, la presidente Shiley Vitali de Ghirardi hizo una reseña sobre el objetivo que mueve a la institución, convocada con compromiso y solidaridad. Además, destacó a todos y cada uno que desinteresadamente colabora.

Luego fue el turno del tesorero, Walter Ormaechea, brindando un pormenorizado detalle y balance de los destinos del dinero que se recaudan, y que tiene como fin el querido Hospital San Blás.

Una noche donde acompañó el buen tiempo, la temperatura,  la buena onda y energía de los más de 500 comensales, menú muy bien seleccionado para ese momento, música e iluminación, sumado a los números principales, del humorista de la ciudad de Rosario, Aníbal Benítez, y en el show musical desde San Nicolás, llegaron Romina Zárate y Jeremías.

40 premios se fueron sorteando durante la noche, hasta llegar al premio mayor, el auto 0 Km.

Momentos emocionantes, que fueron caracterizando la noche, creando el suspenso propio hasta llegar al sorteo final, realizado por las escribanas Desiré Peñaloza y Sandra Taborda, donde la acreedora fue una docente Elida Aladio, que en ese momento no estaba, y con la emoción elocuente, su hermana y padres fueron a recibirlo.

Para el próximo año se vienen cambios, renovaciones, así lo confirmaron desde la institución, sin todavía dar a conocer de qué se trata, pidiendo los presentes que se continúen con las cenas.

Momento especial
El primer momento especial, fue luego de las palabras de la presidente y del tesorero, en donde se recordó a un integrante de la Cooperadora, y sobre todo gran amigo, Hugo “Mata” Amorossi, a poco tiempo de su partida, y para quien hubo un fuerte aplauso y ovación, trayendo a la memoria algunas de sus anécdotas.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *