Se recomienda completar el carnet de vacunación antes del ingreso escolar

La vacunación, desde las primeras horas del nacimiento, es la principal herramienta de prevención, en todos los estadios de la vida. Ante el inicio del ciclo lectivo, el Ministerio de Salud de Entre Ríos recuerda la importancia de que los niños y niñas en edad escolar tengan completo el calendario de vacunación.
La infancia es un período vulnerable en el cual no es frecuente el lavado de manos, se comparten utensilios y los objetos son llevados a la boca. Por ello desde la cartera sanitaria se considera prioritaria la inmunización como estrategia para prevenir enfermedades endémicas.

“Hay que comprender el sentido solidario de las vacunas porque nuestra intención de base es proteger a toda la comunidad ya que con su aplicación se disminuye la circulación viral de enfermedades como gripe, rubeola y paperas. Además se evita considerablemente la aparición de enfermedades erradicadas como sarampión y poliomielitis» sostuvo el ministro de Salud, Hugo Cettour, y resaltó que “en estos años logramos completar un calendario de vacunas que son gratuitas y obligatorias por lo que se aplican en hospitales y centros de salud de toda la provincia”.

Ingreso escolar, oportunidad para reforzar vacunas 
“El inminente inicio de clases es el tiempo ideal para concretar, si no se hizo, la vacunación oportuna, según la edad” sostuvo la responsable del Programa Ampliado de Inmunizaciones de Entre Ríos, Albana Gavini, y en ese sentido agregó que para el ingreso escolar “los niños y niñas de 5 a 6 años están en condiciones de recibir tres vacunas: la Sabin (contra la poliomielitis); la Triple Viral (contra el sarampión, la rubéola y paperas) y la Triple Bacteriana (que previene la difteria, el tétanos y la tos convulsa)”.

Incluso la profesional recordó que “a los 11 años, las nenas y los nenes tienen que aplicarse: la Triple Bacteriana Acelular (contra la difteria, el tétanos y la tos convulsa), la vacuna contra la Hepatitis B (iniciar o completar esquema de 3 dosis) y la Triple Viral (contra el sarampión, rubéola y paperas) para iniciar o completar esquema de 2 dosis” y puntualmente en el caso de las mujeres sostuvo que “deben colocarse las tres dosis de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), para prevenir el cáncer de cuello de útero”.

Asimismo, durante la etapa escolar, los padres deberán atender otros aspectos de la salud de los niños. A saber: control del crecimiento, salud visual, bucal y auditiva, alimentación sana y actividad física.

El Ministerio de Salud aconseja la visita al pediatra e incentivar el hábito del lavado de dientes diariamente para evitar caries y observar si los niños evidencian dificultades con el lenguaje o elevan el volumen del televisor con frecuencia. Cuidar que la nutrición sea equilibrada, con frutas y verduras ofrecidas, favorece el crecimiento y también el rendimiento escolar. Las actividades deportivas son óptimas para el esparcimiento y el desarrollo corporal.

A saber 
Las vacunas protegen a las personas contra una o varias patologías. Surgen del procedimiento que desactiva al microorganismo que produce la enfermedad. La aplicación de cada vacuna, de alguna manera, entrena al cuerpo en el reconocimiento de la enfermedad y en la producción de defensas. Cumplir con el calendario nacional de vacunación evita las epidemias. Hacerlo es gratuito y obligatorio y forma parte de la responsabilidad civil.

Vale tener en cuenta que una vacuna inyectable puede causar dolor, enrojecimiento e inflamación en el lugar de la aplicación. En general, estos efectos desaparecen espontáneamente. En un grupo pequeño de personas puede aparecer fiebre y decaimiento durante un par de días. Ante cualquier inquietud se debe consultar al profesional de la salud.

De no vacunarse, al entrar en contacto con el microorganismo podemos contraer la enfermedad. Esto puede ocasionar complicaciones importantes, incluso la muerte.

Además, es fundamental tomar conciencia que no sólo podemos enfermarnos nosotros sino también contagiar a personas más vulnerables que no pueden recibir las vacunas, por ejemplo, los bebés recién nacidos.

El Calendario Nacional de Vacunación 
Es una de las principales políticas sanitarias: permite la protección de la salud de toda la población, desde el nacimiento y hasta la ancianidad. Incluye 16 vacunas gratuitas y obligatorias para todos los argentinos en sus diversas etapas de la vida. Pueden aplicarse en todos los vacunatorios y hospitales públicos del país.

El carnet de vacunación registra todas las vacunas aplicadas a lo largo de la vida y debe ser cuidado como un documento.

(Prensa Ministerio de Salud)

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.