Tras la creciente en Cataratas, seguirán de cerca la crecida del Paraná

Según informaron desde la Prefectura Naval Argentina el pico de la creciente se producirá el 13 de julio. Ese día el nivel del río frente al puerto de Paraná llegaría a los 4,80 metros. Esta marca supera la medida de alerta y alcanzaría la de evacuación.

En unos 20 días, las aguas frente a la capital entrerriana subirán hasta los 4,80 de profundidad según los cálculos hechos por el Instituto Nacional del Agua. El jefe de la Prefectura local, Mario Porto, dijo a EL DIARIO que esa medida supera el alerta (4,70 metros) y alcanzaría la de evacuación de 4,80. También indicó que la densidad de población ribereña potencialmente afectada es mínima.
El nivel actual en el Puerto de Paraná es de 3,50 metros. Con esta altura la situación es regular en la capital entrerriana. En cambio, en “Misiones, Chaco y Corrientes ya están en alerta” indicó Porto.
Ante la llegada de la masa de agua desde la Prefectura Naval Argentina se ocuparán de difundir y comunicar a los pobladores de la costa y de la isla, a los clubes e instituciones ribereñas y a quienes realizan actividades náuticas las medidas preventivas que deben adoptar en relación al aumento del caudal. A su vez, darán indicaciones sobre los traslados y qué hacer frente a necesidades sanitarias.
Los que anden sobre las aguas deberán prestar especial atención a los raigones semisumergidos y quienes caminen por la costa y la barranca tendrán que tener cuidado con los desmoronamientos.
A su vez, intensificarán la frecuencia de las patrullas en la jurisdicción que va desde la terminal portuaria de Pueblo Brugo hasta la zona conocida como La Juanita. La fuerza cuenta con el trabajo de 100 hombres. En este sentido, Mario Porto explicó que desde la Prefectura aplican un Protocolo de prevención pero que la gente que vive en la isla o en la costa conoce de crecientes y en general sabe qué hacer en estos casos.
El prefecto señaló también que todavía no se registra el traslado de ganado desde las islas a tierra firme.

CAUSAS. La causa de la creciente son las lluvias en Brasil que ha aumentado notablemente el nivel de las aguas del río Paraná e Iguazú. En este último caso, la masa de agua subió de 10.500 metros cúbicos por segundos a 20.000 metros cúbicos y la profundidad podría alcanzar los 40 metros. Ayer se registró una altura de 32,90. Allí la marca para decretar la alerta es de 25 metros y de evacuación los 25 metros.
En este marco, la represa Yacyretá llegó a su cota máxima de 83 metros por lo que la Entidad Binacional debió abrir las compuertas.
Desde el Instituto Nacional del Agua también pronosticaron que las zonas más afectadas serán las ciudades de Diamante y Victoria. En Santa Fe, el río superará la altura de evacuación de 5,70 metros en el Puerto. En la actualidad el río mide 3,55 metros en el hidrómetro del Puerto de la capital vecina. El pronóstico es que el 20 de julio el agua sobrepasaría allí los 6 metros.

Informe de alerta 
La Dirección de Hidráulica de Entre Ríos, en forma conjunta con el Servicio Meteorológico Nacional y el Instituto Nacional del Agua, emitieron ayer un informe de alerta por crecida, teniendo en cuenta la evaluación hidrológica actual y sus perspectivas. El mismo está disponible en www.hidraulica.gob.ar/.
El informe agrega que “lo que era visto como una posible crecida acotada, favorable para la navegación, y acotadamente molesta para la actividad productiva en isla, se convierte en una crecida muy poco habitual y que se va pareciendo a la recordada crecida de otoño de 1992, aunque todavía le falta”.
Desde los organismos abocados a la tarea de desarrollo y operación de los servicios de pronóstico y alerta hidrológico, se continúa trabajando en el análisis y monitoreo de la información y se emitirá un nuevo informe, en caso de novedades.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *