Un asteroide pasará cerca de la tierra esta noche

Aseguran que no hay peligro de impacto, aunque volará a sólo 7.000 kilómetros de los satélites. La roca espacial, de unas 130.000 toneladas de peso, tiene unos 45 metros de diámetro y su tamaño es la mitad de una cancha de fútbol.

A 27.869 kilómetros. Es la distancia de la Tierra a la que, estiman con precisión milimétrica los científicos de la NASA, pasará esta noche el asteroide 2012 DA14 que se aproxima al planeta. Parece mucho, pero no lo es tanto, ya que representa la décima parte de lo que nos separa de la Luna. La roca espacial, de unas 130.000 toneladas de peso, tiene unos 45 metros de diámetro y su tamaño es la mitad de una cancha de fútbol.
El ingreso del asteroide, que avanza a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora, en la órbita terrestre, está previsto para las 19.24, hora de Greenwich (tres horas menos en la Argentina) sobre Sumatra, en Indonesia.
“Las condiciones para observarlo desde Argentina no son favorables, ya que durante su máximo acercamiento, se encontrará bajo el horizonte”, explicó a Clarín Cristian Giuppone, astrónomo e investigador asistente del Instituto de Astronomía Teórica y Experimental.
El especialista agregó que es muy poco probable que se vea a simple vista, aunque sí con instrumentos especiales, ya que tiene un brillo muy bajo y la sombra de la Tierra se va a proyectar justamente por el lugar donde pasará.
Para Giuppone, “es muy importante que el asteroide haya sido detectado con tanta anticipación. Es la primera vez que ocurre”. Inicialmente fue registrado hace casi un año, el 23 de febrero de 2012, por astrónomos aficionados del observatorio de La Sagra, en Mallorca, y a partir de ese momento científicos de todo el mundo han estudiado su probable trayectoria.
“No hay posibilidad alguna de colisión con la Tierra”, aseguran en la NASA, donde de todos modos advierten que el asteroide pasará por el interior del anillo de satélites vinculados a las comunicaciones y el seguimiento del clima. Esto es, a unos 7.000 kilómetros por debajo. “Si impacta con alguno lo destruirá completamente, aunque es improbable que suceda. De otro modo no generará interferencias”, explicó Giuppone.
Los asteroides son remanentes del origen del Sistema Solar y tienen su origen en las piedras que, al colisionar entre sí, crearon los planetas. En forma constante, la Tierra recibe una lluvia de asteroides que, en su gran mayoría, son de tamaño pequeño y se queman por fricción al ingresar a nuestra atmósfera.

De los 20.000 que se estima hay en el espacio, unos 300 son potencialmente peligrosos. “A diferencia de lo que ocurre con los terremotos, huracanes y otros peligros naturales, frente a los asteroides podemos hacer algo, sobre todo si los encontramos con mucha anticipación”, dijo el científico mexicano Sergio Camacho, uno de los firmantes del informe que la Oficina de Naciones Unidas para el Espacio Exterior acaba de entregar a los países miembros. El trabajo del grupo especial creado en Viena en 2007 contiene, por primera vez, una serie de recomendaciones para la respuesta internacional ante la amenaza de un impacto. “En el caso del 2012 DA14, si cayera sobre Londres, probablemente destruiría toda su zona metropolitana”, estimó el experto. Según la NASA, si el asteroide estuviera en curso de colisión con la Tierra, estallaría en la atmósfera con una potencia de 2,5 megatones.
Un eventual impacto, 157 veces mayor a la energía liberada por la bomba atómica arrojada por Estados Unidos sobre Hiroshima en 1945, generaría destrucción pero no sería una amenaza para la vida en el resto del planeta. Una aproximación tan cercana ocurre aproximadamente cada 4 décadas.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *