Urribarri condenó a quienes intentaron prender fuego la Casa de Gobierno

Destacó que una parte de los productores protestaban en Paraná, «más de 10.000 pagaron sus impuestos”. Reiteró que la suba del Inmobiliario Rural “para nada es confiscatoria y fue aprobada por todos en octubre del año 2009”. El gobernador, Sergio Urribarri, se refirió a la manifestación que este lunes realizaron productores agropecuarios frente a la Casa de Gobierno en Paraná para reclamar contra el aumento en el Impuesto Inmobiliario Rural. Destacó que en nuestra ciudad se recaudaron $300.000 del impuesto.
“Nosotros dejamos que todo el mundo se movilice libremente”, aclaró el mandatario, quien dijo que “lamentablemente, hubo un exceso de unos inadaptados”. Enseguida remarcó que eran “parte de quienes hicieron la movilización, porque ahí no hubo ningún infiltrado”, como luego de los hechos se excusó el titular de Federación Agraria, Alfredo De Ángeli.
En ese marco subrayó que “mientras algunos estaban protestando en Paraná, en la pequeña agencia de Nogoyá se recaudaron casi $300.000 de impuesto inmobiliario rural. Eso habla claramente que la mayoría de la gente del campo en esta pensando en cumplir con sus obligaciones”. Reiteró que el incremento “para nada es confiscatoria y repito, fue aprobado por todos en octubre del año 2009”.
El titular del Ejecutivo provincial dijo que en el impuesto inmobiliario rural lo que se está aplicando “no es otra cosa que la Ley que se sanciono en octubre del año 2009”, trayendo a colación que “en esa época se hicieron muchas reuniones en el ámbito de la legislatura y en la presidencia de la Cámara de Diputados (a cargo de Jorge Busti) y se aprobó una ley donde dice que es lo que se debe cobrar en el 2012”, ironizando con que “quizás algunos pensando que (en la actualidad) el gobernador podría ser otro”. Insistiendo en que “lo que estamos haciendo es cobrar lo que se aprobó con el apoyo unánime del (poder) legislativo y los sectores agropecuarios”.
Refiriéndose específicamente a la protesta que se vio frente a la explanad de la Casa Gris, Urribarri manifestó a Diario Río Uruguay que “nosotros dejamos que todo el mundo se movilice libremente”, pero este lunes “lamentablemente hubo un exceso de unos inadaptados”, a los que ubicó como “parte de la movilización, porque ahí no hubo ningún infiltrado”.
Criticando que dicha actitud violenta es de personas “a las que todavía no les gusta la democracia o la forma de gobierno”.
También precisó que “desde Buenos Aires le di al instrucción al vicegobernador (Cáceres) y el ministro (Bhal) para que se los atienda”, pero que mientras se dialogaba con una delegación de representantes “un grupo de personas intentaron prender fuego la puerta de la casa de gobierno, tiraron nafta”, lo cual merece “un repudio absoluto”, aclarando que las criticas debían ser al “grupito, no a todos, por que yo no generalizo”, advirtió el mandatario.
Como contraste subrayó que “al día de ayer, más de 10 mil productores pagaron sus impuestos” y que tras la reunión de ayer “lo que nosotros hicimos es dar un nuevo vencimiento, pero con menos descuento”, afirmando que “no se cambia en nada la ley, sino que el descuento ahora es con un 5%, en vez de un 10%” con el que se beneficiaba el primer aumento.

Dejá tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *